Los festejos más cariñosos en el futbol

Con motivo del 14 de febrero, te traemos algunas de las celebraciones más curiosas y también más tiernas en las canchas.

Festejos más cariñosos del futbol
Festejos más cariñosos del futbol (AFP/Sergio Ramos/AP)

Ciudad de México

Cada vez que hay un gol de último minuto, de gran valor o especial por las circunstancias del partido, en las canchas de futbol se viven efusivas celebraciones, que se distinguen por su emotividad o el compañerismo que muestran.

Con motivo del Día del Amor y la Amistad, recordamos algunos de estos festejos que se han caracterizado por su originalidad, cariño y compañerismo.

Alessandro Florenzzi festeja con su abuela

Luego de anotar el segundo tanto en la victoria de su equipo 2-0 ante el Cagliari, en la jornada 3 de la campaña 2014-2015 de la Serie A, el atacante de la 'Loba', Alesaandro Florenzi, corrió a abrazar a su abuela de 82 años, quien fue al estadio esa tarde para ver el partido.

Este gol tuvo un gran significado para Florenzi, ya que uno de sus sueños era que su abuela lo viera hacer un gol; sin embargo, el Calcio multó al jugador por haber subido a las gradas.

 

Grandes compañeros, Özil y Ramos 

Durante la jornada 5 de la campaña 2012-2013 en la Liga de las Estrellas, Sergio Ramos, defensor del Real Madrid, se puso la casaca de Mesut Özil, debajo de su camiseta, tras una polémica suscitada con José Mourinho.

En ese momento, la explicación del central merengue y de la selección española fue que él quería dedicarle un gol al volante alemán, en señal de solidaridad. 

Más tarde, mediante sus redes sociales, Ramos aclaró lo siguiente: 

"Mesut es un gran amigo mío y le dije desde hace tiempo que mi primer gol de la temporada sería dedicado a él. Aprovechando su cambio, me puse su camiseta, confiando en que yo podría convertir dicho tanto".

Tras la salida de Mesut Özil al Arsenal, en agosto de 2013, Sergio Ramos guardó la playera del último partido del volante alemán con el Real Madrid, foto que también compartió en redes sociales.

La 'Beliseñal' en Londres 2012 

Durante el torneo masculino de futbol en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Oribe Peralta, atacante de la selección, que fuera pieza fundamental en la obtención de la presea dorada para México, imitó uno de los festejos que en aquel tiempo se hizo famoso en el balompié de nuestro país: la 'Beliseñal'. 

Esto ocurrió en el festejo de Peralta tras el primer tanto mexicano en la Final del torneo Olímpico ante Brasil, en el Estadio de Wembley, cuando el atacante corrió a la banca y se llevó el brazo a la frente, dedicándole el tanto a Dos Santos, quien se perdió el encuentro por una lesión. 

Unos años atrás, en 2009, Dos Santos le había dedicado un gol a Belinda, haciendo el mismo gesto. 

Festejos simbólicos

En el deporte ocurre en varias ocasiones que durante un festejo, distintos jugadores hagan señales con las manos, se ayuden del balón o bien de sus compañeros para realizar estas acciones.

Algunos de estos ejemplos es el famoso festejo del corazón, mismo que es muy común ver en el futbol, luego de que un jugador anota y realiza dicha forma con las manos hacia la tribuna.

Otro es el del balón por debajo de la camiseta, en señal de que su esposa está embarazada, o bien, ya cuando el hijo nace, el jugador dedica su tanto arrullando el balón o simplemente haciendo la cuna con sus brazos.