Cuando el deporte cumplió los sueños de niños con cáncer

No solamente Bradley Lowery fue adoptado por sus ídolos, aquí algunos casos de deportistas que apoyaron a niños en el proceso de sus enfermedades

Jack Hoffman, Brody Stephens y César Augusto son algunos de los niños a quienes sus ídolos les han cumplido sus sueños
Jack Hoffman, Brody Stephens y César Augusto son algunos de los niños a quienes sus ídolos les han cumplido sus sueños (AP / IU Health / Imago7)

Ciudad de México

Han sido muchos los deportistas que van más allá de la profesión y generan lazos de amistad con personas inimaginables. Tal es el caso de Jermain Defoe, quien se hizo amigo de un pequeño hincha del Bournemouth con cáncer terminal: Bradley Lowery.

Aquí te dejamos algunas historias de deportistas que ayudaron a niños con enfermedades terminales a cumplir sus sueños.

César Augusto Villafuerte-Club América

En el marco del centenario del Club América, la directiva decidió cumplir el sueño de este niño de 6 años de edad, diagnosticado con Leucemia desde los 2 años, fichándolo por una semana.

César, proveniente de Tabasco, recibió la bienvenida al equipo azulcrema en las instalaciones de Coapa, donde los acompañó en la partida de pastel con motivo de sus 100 años de historia. Augusto Villafuerte estuvo toda la semana con las Águilas; el 15 de octubre de 2016 'debutó' en el Estadio Azteca en el encuentro contra Xolos de Tijuana, duelo en el que sacaron un triunfo de 1-0.

Connor Michalek-WWE

En diciembre de 2012, con 7 años de edad, Connor luchaba contra un cáncer cerebral en el Hospital Infantil de Pittsburgh, en Pennsylvania. Gracias a su carisma, las autoridades del hospital hicieron todo lo posible para que el pequeño The Crusher, como se hacía llamar, cumpliera su deseo de Navidad: conocer a Daniel Bryan, el entonces campeón en parejas de la WWE junto a Kane.

Justo antes de Navidad, Bryan visitó a Connor en el hospital donde conversaron y el pequeño le pidió que fuera campeón de la WWE.

En la edición 30 de la Wrestlemania celebrada el 6 de abril de 2014, Daniel Bryan invitó al pequeño The Crusher y a su padre al evento, en el que conoció a las más grandes estrellas de la WWE; Daniel Bryan cumplió su promesa de ser campeón y Connor subió al ring a noquear de un golpe a Triple H.

A finales de ese mismo mes, Connor perdió la batalla y falleció debido al cáncer que padecía.

JP Gibson-NBA

El niño estadunidense JP Gibson fue diagnosticado en 2012 con leucemia linfoblástica aguda, por lo que en 2015 los Jazz del Utah de la NBA lo convirtieron en un miembro del equipo por un día.

El 'fichaje' contó con firma de contrato y rueda de prensa de presentación y preguntas por parte de la prensa antes del partido.

Gibson entró de cambio en el tercer cuarto en un partido de pretemporada donde marcó la canasta decisiva.

En febrero de 2017, los Jazz del Utah dieron a conocer que su uniforme portaría el logo de la fundación '5 For The Fight',  una organización de lucha contra el cáncer.

Brody Stephens-NBA

El pequeño fanático de los Warriors de Golden State fue diagnosticado desde los 18 meses con leucemia mieloide aguda, Brody había logrado sobreponer está enfermedad pero en 2015 el cáncer se presentó nuevamente.

Durante su paso por Indianápolis, Stephen Curry visitó a Brody en el hospital donde estaba internado desde diciembre de 2015 sometido a quimioterapias y esperando un trasplante de médula para seguir en su lucha.

Poco antes de morir, los Warriors organizaron un viaje de Brody a California para que colaborara recogiendo los balones. También asistió a una práctica de disparo y a una conferencia de prensa del entrenador Steve Kerr, antes de un partido. Brody falleció el 29 de abril de 2017.

Jack Hoffman-Rex Burkhead

A la edad de 5 años, se le detectó a Jack un tumor maligno cerca del tronco cerebral, el cual parecía imposible de extirpar. A los 7 años, el médico que lo trataba le dijo a su padre que había una posibilidad de que el tumor se pudiera retirar, pero el riesgo era muy alto.

Ante esto, el pequeño Jack, con ayuda de su padre, escribió una lista de los sueños que quería cumplir antes de la operación, uno de ellos era conocer a Rex Burkhead que era la figura del equipo de futbol americano colegial de Nebraska.

Al saber la noticia Rex aceptó y lo visitó antes de su operación, iniciaron una gran amistad y lo motivó a ser fuerte y salir victorioso, y así fue.

Cuando Hoffman se encontraba en el último proceso de su recuperación, como muestra de solidaridad Burkhead habló con el equipo y le dieron la oportunidad de jugar unos minutos en el tradicional 'Juego de Primavera', donde Jack anotó un touchdown.