Francia, implacable debut en la Euro 2016

Dimitri Payet con lágrimas en los ojos salió después de meter el 2-1 al 89' sobre Rumania, sus primeros tres puntos de la competencia

Saint-Denis

La selección de Francia consiguió hoy un angustioso triunfo por 2-1 sobre Rumania en la apertura de la Eurocopa de fútbol con un gol a los 89 minutos de Dimitri Payet, el mejor jugador del partido.

El seleccionado del país anfitrión marcó a los 58' a través de Olivier Giroud, siete minutos después Rumania igualó de penal y, a falta de un minuto para el final, Payet hizo estallar de júbilo al Stade de France en Saint-Denis con el magnífico tanto del triunfo.

El cabezazo de Giroud hizo vibrar al estadio, repleto con 80.000 espectadores, tras 58 minutos de angustia. Siete minutos después, enmudeció parcialmente cuando Stancu vulneró a Lloris de penal, tras haber caído él mismo por una infracción de Evra. Y, cuando el partido se extinguía, apareció el mejor jugador de la noche, Payet, para anotar con un zurdazo formidable que les da gran alivio a los anfitriones.

El pitazo final del árbitro húngaro Viktor Kassai fue un enorme desahogo para los jugadores "bleus" y también para los hinchas galos, que esperan que Francia sea protagonista hasta el final en su propio país.

Tras marcar el tanto definitivo, Payet se marchó reemplazado entre lágrimas y aplausos. Y cuando finalizó el partido, el conjunto de Didier Deschamps se acercó a saludar y agradecer el apoyo, vital en esta fresca noche y para el resto del torneo.

Pese a la victoria, Francia deberá ajustar varios aspectos de su juego. Principalmente, pagó la falta de partidos oficiales, ya que no compite desde el Mundial de Brasil 2014 al ser organizadora de la Euro.

El conjunto galo fue ineficaz en ataque y vulnerable en defensa. Hasta la apertura del marcador, de un lado, Giroud y Griezmann erraban goles. Del otro, la zaga francesa tenía dolores de cabeza para controlar a Andone, el delantero rumano que milita en la segunda división española, único rival por delante de la línea de la pelota.

Las dos figuras que los medios locales y el público francés eligieron como posibles figuras del torneo, Antoine Griezmann y Paul Pogba, jugaron muy mal y fueron reemplazadas con la indiferencia de los hinchas "bleus".

Griezmann falló dos situaciones de gol y se marchó a los 20 del complemento por Coeman. Pogba, sin mostrar versatilidad en la medular, dejó el campo por Martial a falta de 15 minutos.

En la primera mitad, Francia tuvo cuatro oportunidades de marcar, pero careció de un juego elaborado pese al talento de sus mediocampistas y atacantes.

En un centro poblado de rumanos, la medular francesa no pudo hacer su juego. Pogba, llamado a ser estrella de la Eurocopa, no estuvo a su altura.

Rumania, con Florin Andone como única referencia en ofensiva, se las ingenió para asustar de inmediato tras encontrarse solo con la pelota en el segundo palo con un Lloris caído, que igualmente pudo frenar el tiro con los pies.

Sólo los centros de Payet -con ambas piernas- generaron peligro al portero Tatarusanu. Luego de dos envíos del volante del West Ham, en el tercer centro, Giroud conectó para el 1-0 parcial.

Pero la línea de cuatro defensas rumana estuvo bien adelantada, alejó el peligro de Tatarusanu y forzó a los delanteros franceses a jugar al límite del fuera de juego. Así cayeron cinco veces.

Rumania colonizó el medio y apostó a los envíos largos a Andonde, siempre batallando de espaldas a los centrales galos. En uno de esos roces, su compañero Stancu cayó y castigó de penal.

La sanción desde los doce pasos parecía ser más que dos puntos perdidos para Francia. Hasta que apareció la zurda salvadora de Payet para hacer vibrar al Stade de France y darle respiro a una Francia presionada por brillar en su casa y cortar la sequía de 16 años sin títulos.