Putin ironiza sobre la pelea entre rusos e ingleses en la Eurocopa

El presidente de Rusia condenó los actos violentos ocurridos durante el certamen europeo, pero "no entiendo cómo 200 de nuestros aficionados hayan podido moler a palos a miles de ingleses"

Vladimir Putin, presidente de Rusia
Vladimir Putin, presidente de Rusia (AFP )

SAN PETERSBURGO

El presidente ruso, Vladimir Putin, condenó este viernes los violentos enfrentamientos entre hinchas rusos e ingleses durante la Eurocopa de fútbol en Francia, pero ironizó sobre cómo era posible que unos pocos aficionados de su país pudieran apalear a miles de ingleses.

"La violencia entre los hinchas rusos e ingleses es un escándalo", declaró Putin en el Foro Económico de San Petersburgo.

"Dicho esto, no entiendo cómo 200 de nuestros aficionados hayan podido moler a palos a miles de ingleses", añadió entre risas y aplausos de la audiencia.

"Me parece que se le da menos importancia al fútbol que a las peleas entre aficionados" durante esta Eurocopa, declaró Putin.

"Espero que haya gente seria entre ellos (los violentos) que realmente ame el deporte y entienda que con la violencia no apoyan a su equipo favorito sino que ensucian (...) el deporte", añadió.

Además, el mandatario ruso pidió a las autoridades francesas aplicar la ley de la misma manera para todos. "En cualquier caso, el procedimiento de las fuerzas del orden debe ser el mismo para todos los infractores", añadió.

El sábado, los violentos enfrentamientos entre hinchas rusos e ingleses dejaron 35 heridos, casi todos británicos, antes y durante el partido de la Eurocopa que enfrentaba a ambos países en el estadio de Marsella (sur de Francia). El jueves, dos de los heridos seguían en estado grave.

En los últimos días, las autoridades rusas criticaron la detención de 43 aficionados rusos, cerca de Cannes (sur). Esto provocó tensiones diplomáticas con Moscú, cuyo ministro de Asuntos Exteriores Serguei Lavrov lo calificó de "absolutamente inadmisible".

El jueves, tres hinchas rusos fueron condenados a penas de 12, 18 y 24 meses de cárcel, acompañado de una orden judicial, lo que significa que fueron encarcelados inmediatamente.

Desde el inicio de la Eurocopa, además de los tres rusos, el tribunal correccional de Marsella condenó a nueve personas (dos franceses, seis ingleses y un austriaco) a penas de entre un mes y un año de cárcel.