Gignac puede hacer historia para México y Latinoamérica

En caso de que Francia gane la Eurocopa, el delantero de los Tigres se convertiría en el primer futbolista en salir campeón mientras milita en un club mexicano

André-Pierre Gignac festeja el pase a la Final de la Eurocopa
André-Pierre Gignac festeja el pase a la Final de la Eurocopa (Reuters )

PARÍS, Francia

El futbol latinoamericano puede hacer historia el domingo en la final de la Eurocopa de la mano de Francia: un título de los Bleus ante Portugal convertiría en campeón a André-Pierre Gignac y con ello, por primera vez, habría un jugador coronado en el torneo mientras juega en un club de Latinoamérica, ya que milita en la Liga Mx con Tigres.

Gignac sólo ha sido titular en uno de los partidos de Francia en esta Eurocopa, el empate 0-0 ante Suiza, en el que Didier Deschamps dio entrada a jugadores menos habituales ya que su equipo estaba clasificado para los Octavos de Final y únicamente se jugaba el liderato del grupo A, que los Bleus consiguieron con ese punto.

Pero en otros cuatro partidos ha salido al campo, en todos ellos reemplazando a Olivier Giroud en el ataque. Jugó alrededor del último cuarto de hora en las victorias ante Albania (2-0) en la primera fase, Irlanda (2-1) en octavos y Alemania (2-0) en semifinales, además de la última media hora en los cuartos de final contra Islandia (5-2).

No consiguió marcar en ninguno de esos cinco partidos, aunque sí estuvo cerca con un tiro en el travesaño ante Suiza, por ejemplo, pero Deschamps sigue confiando en él como revulsivo y no sería raro verle participar en la Final del domingo ante los portugueses.

Después del partido ante los islandeses en cuartos, a Gignac se le pidieron unas declaraciones en español en la zona mixta del Stade de France y declinó haciendo un guiño con humor.

"No puedo hablar español, soy mexicano, güey", dijo camino al autobús.

Antes del torneo, Gignac fue ambicioso y llegó a afirmar que Francia era favorita para ganar esta Eurocopa en casa. Algo de que está muy cerca.

"La Eurocopa es en nuestra casa. Las dos últimas veces que fuimos anfitriones hemos ganado la competición (Eurocopa 1984 y Mundial 1998). Así que somos favoritos", afirmó, valiente, en vísperas del partido inaugural ante Rumanía. El único en el que no participó.