La FA lamenta los incidentes en Marsella y condena comportamiento de hinchas

La Federación Inglesa de Futbol se lamentó por los disturbios provocados por aficionados en la madrugada del jueves en Marsella y pidió a los ingleses que "actúen de forma respetuosa"

Aficionados ingleses hacen disturbios en Marsella
Aficionados ingleses hacen disturbios en Marsella (AP)

La Federación Inglesa de Futbol (FA, por sus siglas en inglés) lamentó hoy los incidentes provocados por los aficionados ingleses el jueves de madrugada en la ciudad de Marsella y les pidió que "actúen de forma respetuosa y disfruten el partido ante Rusia".

A través de un comunicado publicado en su página web, la FA indicó que está "tremendamente decepcionada" por "los disturbios de ayer por la noche y condenó este comportamiento".

El jueves por la noche, alrededor de 200 aficionados ingleses fueron dispersados por la policía francesa en Marsella tras producirse diversos altercados en la parte del Puerto Viejo de la ciudad.

Los seguidores de los 'tres leones' comenzaron a llegar en la tarde del jueves a esta localidad del sur de Francia para acudir este próximo sábado al encuentro inaugural de Inglaterra en la Eurocopa 2016, frente a Rusia.

Ya de madrugada, se produjeron los primeros incidentes, con peleas con jóvenes franceses y lanzamiento de sillas a los establecimientos. Como consecuencia de los altercados, que precisaron de la intervención de la policía antidisturbios, con perros y gases lacrimógenos, dos aficionados ingleses fueron detenidos

"Estamos tremendamente decepcionados por los disturbios provocados ayer por la noche y condenamos este comportamiento. Las autoridades deben ahora identificar a los involucrados y tratar con ellos de manera apropiada", informó la FA mediante un comunicado.

"La FA pide a los aficionados que viajen a Marsella que actúen de forma respetuosa y que disfruten el partido frente a Rusia", continuó la misiva.

Inglaterra y Rusia se enfrentan este sábado en la primera jornada del grupo B, en el Stade Vélodrome de Marsella. Unos 1.100 policías en las inmediaciones del estadio y otros 650 en la zona de aficionados vigilarán este partido, que ha sido calificado de alto riesgo.