El extraño caso del desaparecido señor Müller

El jugador del Bayern Múnich se ha visto afectado pese al pase de Alemania a las semifinales de la Eurocopa, ya que atraviesa una etapa de sequía goleadora

Thomas Müller, delantero de la selección alemana
Thomas Müller, delantero de la selección alemana (AFP )

Burdeos, Francia

Alemania tiene motivos para la celebración después de su clasificación para las semifinales de la Eurocopa, este sábado en los penaltis (6-5 tras empate 1-1) ante Italia, pero uno de sus estandartes, Thomas Müller, vio la alegría bastante mitigada por su actuación personal.

De nuevo sin gol, Müller añadió a esa falta de efectividad su lanzamiento fallado en la tanda decisiva, afortunadamente sin consecuencias luego por los errores de los italianos y, sobre todo, el acierto de su compañero Manuel Neuer.

Las Eurocopas no se le dan bien a Müller, al menos hasta ahora.

Ningún gol en su carrera en ellas, mientras que en los Mundiales sí parece plenamente inspirado. Primero en el de Sudáfrica 2010, su primera gran cita internacional, donde compartió el título de máximo anotador con el español David Villa, el holandés Wesley Sneijder y el uruguayo Diego Forlán. Cada uno con 5 tantos.

Cuatro años más tarde, en el título mundial de Alemania en Brasil 2014, Müller contribuyó con otras 5 dianas, sólo superado por las 6 del colombiano James Rodríguez.

Su efectividad goleadora es muy buena con los números en la mano, con 32 tantos en 76 partidos con la selección alemana. Diez de esos goles después del Mundial de Brasil.

En esta temporada ha logrado 20 dianas en la Bundesliga con el Bayern de Múnich, lo que le permitió quedar tercero en la tabla de máximos anotadores del torneo, a 10 del primero, su compañero polaco Robert Lewandowski. Ningún otro jugador de nacionalidad alemana le superó en efectividad anotadora en ese campeonato.

Por eso resulta tan extraña su falta de puntería en los estadios de Francia, donde ya no marca ni desde los once pasos.