Turquía-Croacia, debut de alto riesgo para dos que apuntan alto en la Eurocopa

Los turcos querrán mejorar su marca de semifinales en 2008, su director técnico dijo que su principal objetivo es llegar a la final; mientras para los croatas tendrán su revancha tras ser eliminados en aquella edición

Turquía vs. Croacia, Eurocopa 2016
Turquía vs. Croacia, Eurocopa 2016 (AFP )

PARÍS, Francia

Croacia y Turquía, dos selecciones con potencial pero fuera del lote de candidatos al título de la Eurocopa, chocan el domingo en París (08:00 horas) en el debut del grupo D con el objetivo de ganar un partido de alto riesgo que puede marcar el camino de ambos en Francia-2016.

Turquía quiere mejorar su marca de semifinales de 2008. Su seleccionador Fatih Terim, ha manifestado que la meta para esta edición es apuntar a la final.

Seis años después de aquella epopeya de 2008 y la famosa semifinal perdida sobre la hora ante Alemania (3-2), la sangre sigue en el ojo de Fatih Terim, de 62 años, quien no baja sus ambiciones y quiere una revancha.

"Espero reproducir y hasta superar aquel suceso de 2008", repite a horas del debut de los otomanos en tierra gala. "Espero que juguemos una linda final en julio", añade con suma confianza.

Decir que es indispensable para la "Milli Takim" ("selección nacional") y para el fútbol turco en general es una eufemismo. Los hechos lo demuestran: sin él en el banquillo, Turquía no ha disputado ningún gran evento desde 2008. Con el gigante Galatasaray en 2000 logró el único título europeo (Copa UEFA) conquistado por un club otomano.

Vuelto a convocar al frente de la selección en 2013 para arrancar su tercer mandato, Terim una vez más se disfrazó de salvador en las clasificaciones al conseguir su equipo un tanto sobre la hora de tiro libre ante Islandia, en la última jornada de las eliminatorias europeas.

Para salir vivo del grupo D, que completan España y República Checa, y llegar a la final del 10 de julio en el Stade de France, Turquía tendrá que empezar con un éxito. Y sus principales argumentos se llaman Hakan Calhanoglu, volante de Bayern Leverkusen de 22 años, y su capitán Arda Turan, de 29 años y con ganas de brillar luego de una primera temporada difícil en el Barcelona.

"(Turan) es un excelente jugador, tiene muchas cualidades, especialmente con la pelota en los pies", lo elogia Ivan Rakitic, su compañero en el Barça pero rival el domingo en el Parque de los Príncipes.

"A veces me hace pensar en Prosinecki (exgloria croata) y nos tenemos que preparar bien para marcarlo porque es muy peligroso", añadió el volante.

El regreso de Terim al frente de Turquía ofrece a Croacia una oportunidad divina para tomarse revancha de aquella eliminación en cuartos de final de la Eurocopa 2008. Los croatas se habían adelantado en el minuto 119 de la prolongación y ya casi festejaban, pero segundos después igualaron los turcos, que terminaron ganando por penaltis 3-1 tras el 1-1 en el juego.

"Lloré con toda mi alma tras perder aquella definición por penales contra Turquía", cuenta el armador estrella de Croacia, Luka Modric, reciente ganador de la Champions League con el Real Madrid.

El domingo en París, en el marco de un partido calificado de alto riesgo por los responsables de la seguridad, intentará borrar esa herida y saborear una venganza.