Las dos caras de la moneda: Messi y Cristiano

Luego de que el argentino tuviera su cuarta derrota con  la Albiceleste en una Final, el portugués ahora puede presumir de un título con su Selección

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi
Cristiano Ronaldo y Lionel Messi (Reuters )

Ciudad de México

Al arranque de este 2016 ambos jugadores vivían realidades muy diferentes: Messi y el Barcelona arrancaban como líderes indiscutibles de la Liga española y como máximos favoritos a repetir el triplete. Cristiano y el Madrid iniciaron como tercer lugar de España y con cambio de técnico.

El Barcelona, con apuros, terminó por ganar la liga, pero no logró repetir el doblete. Por su parte, Cristiano y el Real Madrid lograron derrotar al Atlético en la Final de la Champions League. Los dos jugadores llegaban a sus selecciones con escenarios similares.

Tras su lesión y las audiencias en el juzgado debido a los problemas fiscales en España, Messi no pudo iniciar el primer juego que la Albiceleste sostuvo ante Chile en San Francisco. El resultado fue una victoria de 2-1 para Argentina. Posteriormente, en su segundo partido ante Panamá en Chicago, el cuadro dirigido por Martino prácticamente no sabía qué hacer ante el conjunto ‘Canalero’, hasta que en el 61’ Lionel Messi entró en lugar de Augusto Fernández para destaparse con un ‘Hat-Trick’ y sellar la victoria de 5-0 para los pamperos.

Por su parte, Portugal comenzó con serias dudas en la fase de grupos de la Eurocopa, luego de su empate ante Islandia en el debut. Para estas fechas, Messi y Argentina se perfilaban como amplios favoritos en la Copa América al golear 3-0 a Bolivia.

Llegó el segundo encuentro de Portugal en la Eurocopa frente a Austria. Los lusos volvieron a decepcionar sobre el césped del Parc des Princes de París con un empate 0-0, en un partido regular donde Cristiano falló  un penal de suma importancia. Del otro lado, en el Gillette Stadium de Foxborough, casa de los Patriots, Argentina le pasó por encima 4-1 a  Venezuela en los Cuartos de Final. El conjunto argentino parecía imparable en América, mientras que en Europa CR7 y Portugal no daban una.

La Albiceleste llegó a semifinales para encontrarse con Estados Unidos, partido en donde Messi hizo un auténtico golazo de tiro libre, además de colaborar con asistencias para la aplastante victoria que Argentina le propinó a los norteamericanos en Houston por 4-0. Al otro día, en Lyon, Cristiano Ronaldo por fin apareció al hacer un doblete en el duelo entre Portugal y Hungría.

Messi ya estaba instalado en su cuarta final con Argentina, tercera consecutiva, y Cristiano se mediría a Croacia en los Octavos de Final de la Eurocopa.

Portugal logró superar casi de manera sorpresiva a los balcánicos en Lens, era el turno para que Argentina cerrara la Copa América ante Chile en el MetLife Stadium de New York. Argentina no pudo superar a los andinos en los 90 minutos reglamentarios ni en la prórroga,  y como había sucedido un año atrás en Santiago, nuevamente la Albiceleste y la Roja tendrían que dirimir al Campeón de América en penales. Messi erró su tiro, mientras que los chilenos no fallaron y volvieron a derrotar a Argentina en la Final. Messi lloraba y ponía su renuncia a la Selección.

Cristiano, mientras tanto, continuaba en la Eurocopa. Portugal no sabía ganar los partidos en el tiempo regular, pero los sacaba en penales; por esa misma vía, los lusos sellaron su pase a semifinales al derrotar a Polonia en Marsella. En la antesala de la Final, los portugueses, otra vez de la mano de CR7, derrotaron a Gales por 2-0.

Portugal, aún con la loza de la derrota ante Grecia en 2004, llegaba a una Final como la plena víctima ante Francia, pero con un potente disparo por parte de Éder al minuto 110’, logró hacerse del título que doce años atrás se le había negado en su Eurocopa. Cristiano, cabe señalar, se lesionó a los 23’, pero no importa, él puede presumir que ya ganó algo con su Selección, mientras que a Messi se le ha negado este dichoso título en cuatro ocasiones.