Francia vs. Portugal, el último pulso

Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann lideran a sus equipos en el cerrojo de la Eurocopa, donde los galos parten como favoritos para coronarse en casa

Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann
Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann (AFP)

Ciudad de México

La Francia de Antoine Griezmann y el Portugal de Cristiano Ronaldo cuentan las horas para su duelo de este domingo en el Stade de France de Saint-Denis, en las afueras de París, donde disputan la gran final de la Eurocopa-2016.

Será el partido número 51 de un torneo en el que comenzaron 24 selecciones hace justo un mes, el 10 de junio, y donde los dos supervivientes esperan ocupar el trono vacante de España, campeona de las dos anteriores ediciones (2008 y 2012), pero eliminada en los octavos de final por Italia.

Francia aspira a lograr su tercer título europeo, después de los de 1984 y 2000, con lo que alcanzaría en lo alto del palmarés a España y Alemania. En 1984 el trofeo lo levantó como anfitrión, igual que hizo después en el Mundial de 1998.

"Es un momento excepcional, un privilegio, una oportunidad única. Hay un título en juego, pero tampoco hay que pensar mucho en eso. No hay que modificar lo que uno tiene costumbre de hacer. Lo ideal es llegar relajado, pero concentrado", afirmó el sábado el seleccionador de los locales, Didier Deschamps.

Portugal, por su parte, conquistaría su primer gran título, después de haber estado muy cerca en la Eurocopa-2004 que albergó y donde cayó inesperadamente por 1 a 0 en Lisboa ante Grecia.

Un jovencísimo Cristiano Ronaldo, que tenía entonces 19 años, terminó llorando en el césped. Fue la primera y hasta ahora única vez que el astro del Real Madrid logró jugar una final con su Selecçao, por lo que está a un paso de poder superar una de sus pocas asignaturas pendientes.

"Tenemos que ser positivos. El domingo será la primera vez que Portugal gane un trofeo importante", se mostró optimista Cristiano el sábado en declaraciones a la web de la UEFA.

A lo largo del torneo, Portugal ha tenido una trayectoria con muchas más sombras que luces, pero fue superado los 'match-point' en contra con aciertos en los momentos decisivos.

Superó la primera fase con mucho sufrimiento, como uno de los mejores terceros después de tres empates. En octavos ganó a Croacia (1-0) en los últimos minutos de la prórroga, mientras que a Polonia la eliminó en la tanda de penaltis (5-3 tras 1-1). Más cómoda fue su victoria en semifinales sobre Gales (2-0).

Francia ha tenido un camino más cómodo en el torneo, donde sólo llegó a temblar en los octavos de final, teniendo que remontar ante Irlanda (2-1). En los dos últimos partidos, ante la revelación Islandia (5-2) en cuartos y frente a la campeona mundial Alemania (2-0) ha conseguido dos victorias que han disparado la euforia.

Duelo Cristiano-Griezmann

Griezmann es el máximo anotador del torneo, con 6 dianas, y marcó 'dobletes' ante Irlanda y Alemania, en momentos clave.

Cristiano Ronaldo lleva 3 dianas, dos de ellos vitales para evitar la eliminación en la primera fase en el 3-3 ante Hungría, y aspira además a fijar un nuevo récord de goles en la historia del torneo.

Con su diana del miércoles ante Gales en 'semis', Cristiano acumula 9 tantos en cuatro Eurocopas, alcanzando la cifra que consiguió el francés Michel Platini en una, la de 1984. Marcar a Francia el domingo le permitiría quedar ya en cabeza en solitario, añadiendo otra hazaña a su larga lista de récords.

Francia contará con todos sus hombres disponibles y Portugal logró recuperar al defensa Pepe, lesionado y baja en semifinales. "Estoy listo para jugar", confió el central del Real Madrid en las últimas horas.

Todo está por lo tanto servido para clausurar un torneo que empezó con grandes preocupaciones por las cuestiones de seguridad, con el recuerdo muy presente de los atentados sufridos por Francia en 2015, pero que no ha tenido que lamentar incidentes mayores, más allá de disturbios con 'hooligans' en el inicio de la competición, rápidamente controlados.

Para evitar que haya contratiempos de última hora, las autoridades han preparado un dispositivo reforzado.

En París, tras incidentes entre policía y aficionados que celebraban el jueves la victoria en semifinales, se ha preparado el despliegue de 3.400 policías y gendarmes para evitar incidentes en una noche que los franceses esperan que sea de fiesta.