Ronaldo - Bale, dos amigos por la final de la Eurocopa y ¿un Balón de Oro?

Gareth Bale y Cristiano Ronaldo desputarán más que el pase a la final de la Eurocopa cuando se enfrenten en la semifinal dirigiendo a sus respectivas selecciones 

Cristiano Ronaldo y Gareth Bale
Cristiano Ronaldo y Gareth Bale (AP / Reuters)

PARÍS, Francia

Cristiano Ronaldo, capitán y motor de Portugal, y Gareth Bale, líder indiscutido en la ruta al histórico pase a semifinales, son amigos y compañeros de éxito en Europa con el Real Madrid, pero el miércoles se disputarán un lugar en la final de la Eurocopa y quizás protagonicen un pulso importante para ganar el próximo Balón de Oro.

Desde su llegada al Santiago Bernabéu a cambio de 100 millones de euros, Bale ha sido el hombre ideal para acompañar el apetito voraz de Ronaldo por conquistar el planeta futbol, especialmente ante su rival Barcelona del argentino Leo Messi, la otra gran estrella de la Liga española con la que se reparte los Balones de Oro desde 2008, con cinco para la Pulga y tres para CR7.

Pero la gesta de Bale en esta Eurocopa, alcanzando el hito más importante de la historia galesa con una selección sin gran brillo y número 26 en el ránking de la FIFA, puede agigantar los argumentos para meterse en ese pulso.

Bale-CR7, así llegó la Décima

Real Madrid sufría desde 2002 en busca de su añorada 'Décima', el décimo título de Champions League que se hacía esperar pese a contar con un equipo galáctico con Cristiano Ronaldo a la cabeza.

Bale aterrizó en el Bernabéu en 2013 y prontó aceitó movimientos con CR7 para conquistar en la final de 2014 en Lisboa la Orejona, frente al Atlético Madrid, con una diana decisiva de Bale en el alargue. El marcador lo decoró Ronaldo, en el 4-1 definitivo tras 1-1 en los 90 minutos.

Allí, Bale se metió en el bolsillo a todos los hinchas merengues y también a Ronaldo, al que empezó a hacer aún más grande y le dejó servido su tercer Balón de Oro.

Pero en esta temporada, Bale quiere brillar por sí mismo y está ante una gran oportunidad de romper la guerra Messi-Ronaldo, sobre todo después de la enorme decepción del crack del Barcelona al perder la final de la Copa América Centenario, incluyendo un remate fallido en la tanda de penaltis ante Chile.

A fines de mayo, pocos días antes del inicio de la Eurocopa, Cristiano y Bale conquistaron el undécimo título de Champions contra el Atlético en San Siro, en un partido en que CR7 estuvo casi desaparecido, pero se llevó la gloria con el último tiro ganador en la tanda de penaltis.

Un par de semanas después, tras festejar abrazados en el vestuario blanco, ambos cambiaron el chip y se enchufaron en la Eurocopa. Ambos han sido decisivos para sus equipos, pero especialmente por lo que despiertan en sus compañeros.

Bale 3, Ronaldo 2 

Los compañeros del Real ya están en semis, a un paso de la final. "No será un duelo contra Cristiano sino un Portugal-Gales, nada más. Hay que continuar haciendo lo que estamos haciendo hasta ahora. Ya entramos en la historia pero queremos continuar", dijo el expunta del Tottenham el viernes.

Un día antes, el Portugal de Cristiano por cuarta vez en las últimas cinco ediciones de Eurocopa.

"En mi carrera no me falta nada. La carrera que estoy haciendo para mí es un sueño. Siempre lo digo y no lo escondo, soñaba desde pequeño con ganar un título con el equipo nacional y estamos en el camino. Espero que sea esta vez", afirmó CR7, tres veces campeón de Europa de clubes (la primera con Manchester United), pero todavía en busca de su primer título con la selección.

Los números de cada uno esta temporada dicen que Ronaldo anotó 35 goles en la Liga y 16 en Champions, mientras el as galés convirtió 19 goles en la Liga. Y en Francia-2016, Bale es líder de la tabla de goleadores con 3 tantos, junto a Morata y Griezmann, Cristiano suma 2 y un penal errado ante Austria, con desempeños más flojos.

Jonathan Barnett, agente de Bale, advirtió meses antes de la Eurocopa que su representado es "un chico tranquilo que puede aprender también un poquito de Ronaldo, quizás interactuando un poco más, pero quiere su propia vida".

"Toda su vida se basa en ser el mejor futbolista del mundo. No quiere ser el mejor modelo del mundo o el mejor vendedor de ropa interior. Ese no es él", dijo en alusión a Ronaldo, al que Bale desafía el miércoles en Lyon por un boleto en la gran final de la Eurocopa-2016.