Francia vs. Suiza: el empate sirve a ambos, pero nadie lo quiere

Un empate sirve a Francia para terminar primera del Grupo A y a Suiza para lograr una clasificación histórica a los octavos de final de una Eurocopa de fútbol, pero ambas selecciones tienen motivos para salir por la victoria en Lille

Dimitri Payet, figura de Francia en la Eurocopa
Dimitri Payet, figura de Francia en la Eurocopa (Reuters)

Lille

Hay varios motivos para pensar que franceses y suizos no pactarán el empate. "Les Bleus" necesitan un triunfo convincente después de sendas victorias muy ajustadas ante Rumania y Albania en las dos primeras jornadas. Sólo los goles agónicos de Dimitri Payet y Antoine Griezmann salvaron a los anfitriones.

Su estrella, Paul Pogba, precisa de un buen encuentro para calmar los ánimos de la hinchada después de dos partidos grises y un gesto que generó una enorme polémica en Francia.

Además, Suiza espera dar un golpe de efecto ante la anfitriona y una de las favoritas para conseguir el primer puesto. Y es que el líder del Grupo A tendrá un "premio", medirse en octavos a un tercero y en cuartos al ganador de un cruce entre dos segundos. Por lo tanto, un camino aparentemente despejado hasta las semifinales. El segundo tendría como aparente rival en octavos a Alemania o Polonia.

"Vamos a ver qué tal se nos da Suiza, nos debería dar una visión de lo que viene después", dijo el centrocampista N'Golo Kanté antes del duelo en Lille, que arrancará a las 21:00 horal local (19:00 GMT).

Francia es líder del Grupo A con seis puntos, seguida de Suiza (4), Rumania (1) y Albania, que cierra la zona con cero unidades pero que aún tiene posibilidades de avanzar como tercera de grupo si vence a la misma hora a Rumania en Lyon.

Los suizos, que están virtualmente clasificados, podrían quedar terceros si pierden y Rumania gana a Albania. Por eso, prometen no salir a por el empate.

"Vamos a salir a ganar, es un partido 'top'. Tenemos respeto por Francia, pero no tenemos ningún miedo", dijo el jugador Granit Zhaka. "Sería bonito que termináramos primeros", agregó el seleccionador suizo, Vladimir Petkovic.

La estadística no sonríe del todo a los suizos: de cinco partido oficiales ante Francia perdieron tres y empataron dos. Ninguna victoria hasta el momento. El último cara a cara, en el Mundial de Brasil 2014, fue un apabullante 5-2 para los galos. Pero Francia aún no mostró en su torneo su mejor cara.

"Queremos tres victorias en tres partidos", aseguró el seleccionador francés, Didier Deschamps. Pero lo que también quiere, aunque no lo diga, es paz alrededor de su equipo.

El debate en Francia acerca de los gestos de Pogba en el partido ante Albania, en el que supuestamente hizo un corte de mangas, ocupó muchas páginas en la prensa gala en los últimos días. El jugador de la Juventus de Turín aseguró que fue parte de un baile, pero muchos lo dudan.

"Pogba está frustrado por su actuación en los dos primeros partidos", apuntó el viernes "L'Equipe", que añadió que el jugador no está soportando bien la presión de ser el líder de la selección y de ver su nombre en muchos rumores de traspasos.

Pogba y Griezmann fueron suplentes ante Albania y entraron en la segunda mitad. Se espera que Deschamps devuelva a sus dos cracks al once titular ante Suiza, una selección aparentemente más peligrosa que Rumania y Albania.