‘Golpea’ Dorados el corazón de Chivas en Copa

Sinaloa venció por la mínima a un Guadalajara que ya ni en la justa copera del Clausura 2016 logra resultados 

Dorados le pegó a unas Chivas que no saben ganar
Dorados le pegó a unas Chivas que no saben ganar (Mexsport)

Sinaloa

El Rebaño dominó a placer 83 minutos y perdió. Fallas de sus delanteros a lo largo del partido, tuvieron para hacer cuatro goles, pero al final un pecado de Toño Rodríguez le costó el partido a las Chivas. Gol de Dorados a pelota detenida y a cobrar. El Pelado Almeyda toca fondo, no sólo pierde con los de Liga, ahora no le puede ganar ni a los suplentes de Dorados.

Se le acaba el crédito a Almeyda.
Los lujos del Club Deportivo Guadalajara le dan para poner en la Copa ante los débiles Dorados a Jair Pereira y Carlos Alberto Peña, el Gullit, el de los ocho millones de dólares jugando en la Copa, porque no trae nivel de la Liga MX.

El primer tiempo fue bueno para la entidad rojiblanca, dominio del partido, tenencia del balón y llegadas. Cuatro veces tocaron la puerta de los Dorados, dos clarísimas del Gullit Peña, antes del minuto 15 entró y de zurda la cruzó de más y perdonó. Después un tiro del Avión Ramírez que pasó por un costado, un remate de cabeza de Michel Vázquez sin fuerza y de nueva cuenta el Gullit Peña frente al arquero desperdiciando una jugada clarísima que definió de forma apretada y al final a él ex del León pidió penalti pero el árbitro le señaló que jugara y que no le marcaría la pena máxima. Chivas tuvo para golear al descanso y perdonó cuatro veces. Sin gol y sin suerte.

Para el complemento el Pelado Almeyda volvió a sacar al Gullit 70 minutos, de los cuales sólo 45 fueron de calidad y lo demás fue un fantasma de él mismo.

Entró Omar Bravo y volvió a fallar una ocasión clara, pero no tanto como las del primer tiempo. Chivas se fue diluyendo y los Dorados le apostaron todo a una pelota detenida. Centro largo donde Jair Pereira no llegó y Néstor Vidrio remató con la nuca el balón dio en el poste y Toño Rodríguez dejó que el balón le botara, ni lo tomó, ni lo despejó, se quedó parado viendo como Milton Caraglio sólo empujaba el balón. Gol al minuto 83 y se acabó la historia.

Chivas está a un triunfo de pasar a la siguiente fase de la Copa MX, el problema es que perdieron de nueva cuenta ante un rival desmotivado, al borde del descenso.

Lo del Rebaño ya es mucho, arrastrando el prestigio en todas partes.