Triunfar en Cruz Azul es difícil: Víctor Zúñiga

Con la ilusión propia de cualquier novato, Víctor Zúñiga, el futbolista más joven del plantel de Cruz Azul, desea acumular más minutos, una victoria ante Pumas y un título a mediano plazo

Víctor Zúñiga tuvo minutos ante el Necaxa
Víctor Zúñiga tuvo minutos ante el Necaxa (Imago7)

Ciudad de México

Después de la una de la tarde, Víctor Zúñiga abandona las instalaciones de Cruz Azul, en La Noria. Un detalle: lo hace a pie, sale como cualquier otro empleado, excepto el resto de la plantilla, que utiliza automóviles de último modelo para transportarse. Habla poco, pero se detiene con todos aquellos que le solicitan una fotografía; son pocos los que le reconocen, pero lo hacen con gusto y sorpresa. Él lo toma con paciencia y algo de mesura.

Debutó hace un año en Primera División, bajo el mando de Sergio Bueno, ante Morelia, pero fue Tomás Boy el que le dio seguimiento a sus condiciones; el torneo pasado lo utilizó en cinco encuentros –uno como titular– y aunque no ha marcado gol, su aporte es de otro tipo: se asocia, desequilibra, le imprime vértigo a la ofensiva. El pasado fin de semana, comenzó el duelo ante Necaxa y en la cancha fue de lo más sobresaliente.

"Sigo siendo el mismo, cumpliendo con la rutina desde hace varios años y echándole ganas. Estoy muy contento, con la confianza del técnico y motivado para seguir sumando minutos", resume tajante y también concientiza: "Para mí es un orgullo vestir esta camiseta, que la gente me ubique porque pertenezco a Cruz Azul. Me llena de gusto que ellos piensen que será uno de nosotros –los canteranos– quienes podamos darles un título al fin".

Desde el invierno del 2011, Zúñiga milita en Cruz Azul, donde se ha terminado de formar. Su ascenso ha sido rápido, contundente, pero Víctor sabe que esto es muy distinto, que en La Máquina son los menos los que pueden surgir desde sus entrañas, para consagrarse al máximo nivel posible, por eso, aprovecha tanto su presente, lo valora más que a nada.

"La consolidación aquí de compañeros de otras generaciones quizás no se ha dado debido a la presión, este es un equipo grande y aquí siempre se está al pendiente de conseguir el título. Es difícil estar aquí, mantenerse, triunfar. Desde el pasado torneo ha habido más oportunidad. Es un proceso que irá dándose poco a poco".

Sobre lo que viene de manera inmediata, Zúñiga y su talento tienen claro ciertos puntos: afianzarse casi de manera inmediata, el más próximo: "Quiero mantenerme en un nivel importante, para que el técnico me siga tomando en cuanta y sea útil. Tomás y su cuerpo técnico son personas que hablan con uno, que se acercan, me dicen qué hay que mejorar y cómo hacerlo.

RIVAL ANTAGÓNICO

Este fin de semana, Zúñiga y Cruz Azul tendrán que medirse a un antiguo mito celeste, a Francisco Palencia, el último gran referente de la cantera cementera, que se consolidó a gran nivel en Primera División; Víctor sonríe ante el reto y asegura que solo piensa en una nueva historia. Para Paco, con quien no coincidió, desde luego, solo hay respeto y buenos deseos.

"Para la gente de fuerzas básicas, cualquier encuentro ante Pumas se vive diferente, son partidos que son ganar o ganar, similar a los de América y Chivas; una victoria, luego del empate, sería muy importante. Sé quién fue Palencia, no me tocó verlo como tal, pero sé quien fue y lo que le dio a Cruz Azul. No tiene ningún ingrediente especial, más allá de que coincide ahora enfrentándose a nosotros. Ojalá que le vaya muy bien".