"La directiva debe estar molesta": Tomás Boy

El técnico de Cruz Azul entiende la molestia de la afición y la que tendría la directiva tras los resultados durante el Apertura 2016

Tomás Boy, técnico de Cruz Azul
Tomás Boy, técnico de Cruz Azul (Imago7)

Ciudad de México

Tomás Boy no encuentra respuestas a lo que le sucede a Cruz Azul. El funcionamiento tan irregular del equipo tiene triste al Jefe que comprende la molestia de la afición y la que seguramente tiene la directiva.

Eso sí, el Jefe reafirma que no piensa renunciar: "Yo no voy a tirar ninguna toalla, pero hay que platicar y ver qué hay; no creo que la directiva esté contenta con lo que ve, ni yo tampoco ni los jugadores". Eso sí, tiene claro que la directiva puede tomar cualquier determinación con su futuro, pues la presión es mucha.

"Debe estar enojadísima (la directiva). Puede ser (que sea cesado), estamos sujetos a esa parte, todo es posible porque hay mucha presión; yo no tengo problemas con la presión, pero no todos pueden tolerar lo que yo tolero".

Incluso, Tomás aludió que pocas veces ha estado en esta incertidumbre, hace tiempo con Puebla donde terminó cesado.

"Estamos en un 3 y 2, no he estado mucho en estas situaciones, es muy raro en mi carrera, solamente he estado así con el Puebla, incluso fui despedido, pero estoy así y me siento fuerte y siento que puedo".

Y del juego de contra Toluca, explicó: "Hoy hemos dado una exhibición muy triste en nuestro juego; hemos jugado muy mal, fuimos muy erráticos; me quedo triste en ese sentido por el juego que dimos, hay que ver qué nos pasó, nos faltaron recursos. No puedo conseguir que mi equipo sea consistente, me pone mal; es un desafío, pero las evidencias lo dicen, merecemos perder con tantos errores".

ESTÁ DE MODA

Y de los gritos de la gente que piden su salida, Boy dijo: "Ellos tienen razón, la gente dice lo que quiere, lo que creo que es a los 10 minutos de juego y es muy evidente que están molestos. Yo no soy nadie para pedir nada. Es normal y está de moda (que pidan su renuncia), está de moda, a todos los entrenadores les piden que de vayan, qué le hacemos".

Aunque ve reventadores:

"Me voy tristón, porque dimos una exhibición triste y yo no quiero eso para Cruz Azul. Lo del público es normal, esas cosas no me molestan, ellos tienen derecho a exigir, aunque claro siempre hay unos reventadores, siempre hay. Si no somos consistentes no vamos a aspirar a nada. A veces uno tiene que hacerse preguntas".