Las joyas que no fueron

A los 16 años debutó Santiago Giménez con Cruz Azul en partido oficial, la gran promesa de la cantera celeste. Las últimas fracasaron estrepitosamente.

Santiago Giménez
Santiago Giménez (Mexsport)

Ciudad de México

Anoche, de manera oficial, Santiago Giménez hizo su debut con Cruz Azul. Al minuto 86, el delantero de apenas 16 años entró de cambio en el juego de la Copa MX frente a Tigres.

Más allá de que Santiago sea hijo de Christian Giménez, el último gran referente de La Máquina, el hecho de que debute a tan corta edad llama mucho la atención y más en un club donde son pocos los espacios para los canteranos y en la que la mayoría de sus grandes promesas no llegaron a consolidarse.

Por ejemplo, hay tres elementos de los que se esperó grandes cosas, pero al final dos ni siquiera pudieron debutar en la Liga. Sí, jugaron amistosos y Copa, pero nunca dieron el salto para la competencia principal.

Martín Galván: El caso más claro sobre cómo se echan a perder los procesos. A los 15 años (en 2008), el jugador hizo su debut con Cruz Azul en un Interliga y luego en una Concachampions; en aquel tiempo el entrenador Sergio Markarián no dudó en catalogarlo como un crack. Sin embargo, Martín nunca pudo consolidarse a la salida del técnico uruguayo de la institución.

De repente empezó a ser tema por sus indisciplinas en selecciones menores que por sus progresos futbolísticos. Con Enrique Meza se le cerraron las puertas, salió a préstamo y aunque luego volvió, nunca pudo debutar. Ahorita, a sus 24 años anda deambulando en las divisiones inferiores en busca de arrancar una carrera que prometía mucho.

Francisco Flores: Campeón del mundo con la selección Sub 17 en el Mundial que se desarrolló en el país. Paco era el único integrante que pertenecía a Cruz Azul y al que de inmediato se volteó a ver con expectación. Después del certamen juvenil fue promovido al primer equipo bajo las órdenes de Enrique Meza, tuvo su debut en la Copa MX, y logró algunos minutos en la Liga. Sin embargo, careció de más oportunidades y salió del equipo.

Fue a Chivas, luego a Pachuca, dónde tampoco logró una oportunidad en Primera División. Luego de estar sin jugar un semestre fue reactivado para la Liga de Ascenso; actualmente milita en Coras.

Diego Martínez: Durante la presentación de la playera de Cruz Azul de 2011, Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de La Máquina, habló de dos grandes prospectos juveniles: Francisco Flores y Diego Martínez.

Del primero, lo respaldaba su campeonato del mundo, y al segundo lo acompañaba su triunfo en el reality español Futbol Cracks, en el que conoció a Zinedine Zidane y Enzo Francescoli.

Al ganar ese premio tuvo la oportunidad de entrenar algunas semanas con el Real Madrid Castilla, luego regresó a Cruz Azul donde empezó a tener actividad con el Cruz Azul Hidalgo, esperando alguna oportunidad en el máximo circuito.

Pero para la mala fortuna del joven, no tuvo mayores oportunidades, saliendo de la institución irremediablemente.