Promete Roque cerrar fuerte con Cruz Azul

El delantero paraguayo sabe su deuda con la institución a causa de las lesiones; sin embargo, se enfocará en la recta final del C15 para llegar a la Liguilla

Roque Santa Cruz, delantero paraguayo
Roque Santa Cruz, delantero paraguayo (Mexsport)

Ciudad de México

Tras una decepcionante primera temporada en México, el delantero paraguayo Roque Santa Cruz dijo que tiene confianza de poder cerrar fuerte para ayudar a Cruz Azul a luchar por el título del Clausura.

Afectado por una lesión en el muslo derecho que lo alejó siete fechas, Santa Cruz apenas ha marcado un gol en 12 jornadas del torneo mexicano, al que llegó como la apuesta del equipo en su ataque.

"Desde que llegué he trabajado intensamente para poder ofrecer a la gente lo que se necesita y en ese sentido obviamente a mí me hubiera gustado marcar mucho más goles", admitió Santa Cruz en rueda de prensa. "Las críticas no me incomodan porque no leo lo que dice la prensa ni escucho lo que se dice. Yo estoy tranquilo porque me he dado íntegramente en los entrenamientos y cuando me toca jugar".

El paraguayo, goleador histórico de la selección de su país con 30 tantos, jugó completo el primer partido de la temporada y luego se lesionó en la segunda fecha ante Santos. Reapareció en la novena jornada ante el Atlas y no fue hasta la undécima, ante el Tijuana, que pudo marcar su primer gol.

"Todo llega a su tiempo, aún no se han visto los goles, no se ha visto al influencia que a mí me hubiera gustado tener. Puede ser que quiera mostrar mucho más a la gente, pero estoy confiado en que todo va a llegar", agregó el ariete de 33 años de edad.

De acuerdo con la revista especializada Forbes, Santa Cruz, mundialista en Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, es el jugador mejor pagado de la liga mexicana con un salario anual de 2,6 millones de dólares.

"Ciertamente hemos marcado menos goles de los que habríamos querido marcar, eso es una realidad, pero futbolísticamente me siento tranquilo. Creo que con los minutos iré mejorando porque los he tenido entrecortados", añadió el delantero, quien ha entrado como sustituto en los últimos encuentros.

La falta de gol ha sido uno de los lastres de Cruz Azul, que tiene apenas 11 anotaciones tras 12 fechas para tener uno de los ataques más inoperantes del torneo, sólo por encima de Morelia y Universidad de Guadalajara.

Cruz Azul apenas cuenta con un triunfo en sus últimos seis partidos y enfrenta un duro partido el próximo sábado ante el subcampeón Tigres.

"Estoy confiado en que los goles van a llegar y que a nivel grupal el rendimiento va a mejorar. Queremos llegar en buen ritmo de competencia y todos al 100 por ciento", agregó el paraguayo. "Ante Tigres es un partido clave para enfilar a la liguilla, es una final de las cinco que nos quedan".