El puesto de Billy, en riesgo

De acuerdo con el asesor jurídico de la Cooperativa Cruz Azul, Eugenio Olvera, el director podría ser removido de su cargo en la siguiente asamblea de septiembre

Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul
Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul (Imago7)

Ciudad de México

Si algo ha distinguido a la Cooperativa Cruz Azul en los últimos años son las disputas internas que han salido a la luz pública. Ahora, después de la asamblea que se realizó ayer, el puesto de Guillermo Álvarez Cuevas como director general de este consorcio, así como el de presidente del equipo de futbol, estaría en peligro.

El abogado Eugenio Olvera, quien ahora funge como un asesor jurídico de la Cooperativa, señaló que en la reunión de ayer el Consejo de Administración dejó en manifiesto su intención de que Billy Álvarez deje su puesto.

"Hay una lucha de poder encabezada por el actual Consejo de Administración que está pugnando por hacer a un lado a la familia Álvarez Cuevas y hacerse con el poder absoluto de la Cooperativa; ha ido disminuyendo bastante el grado de influencia de Guillermo Álvarez", dijo vía telefónica.

Y agregó: "Un grupo ya mostró todas sus armas. Sí, quieren tirar al director general; sí, quieren afuera de la Cooperativa toda la influencia de los Álvarez Cuevas; estamos viendo la guerra por el control administrativo. Ahora sí, Guillermo Álvarez está en riesgo de perder el control. Las cosas jurídicamente están muy mal"

Eso sí, el abogado informó que una posible destitución de Álvarez Cuevas se puede dar, incluso, en la siguiente asamblea, la cual se realizará el 6 de septiembre, siempre y cuando tanto el Consejo de Administración como el de Vigilancia –los grupos que desean el cese de Billy– logren poner ese punto en la orden del día para que se someta a votación.

"Lo quiere obligar a que abdique, es muy abierto el embate. Únicamente la asamblea es la única que previa orden del día puede destituir al director general, porque estamos hablando que es una Cooperativa de producción; de acuerdo a las bases que la rigen, en este momento solo la Asamblea puede destituir al director general, si se hace con una previa orden del día con el voto directo de la mayoría de los socios. También hay presión para que llegue a un pacto con este grupo y renuncie al cargo a cambio de la condonación de ciertas irregularidades.

Hace unos años Olvera fue el abogado de un grupo de cooperativistas que exigían la destitución de Álvarez Cuevas; luego de varios meses de litigio llegaron a un acuerdo y el abogado entró como asesor en la Cooperativa, por lo que remarcó que no está ni a favor ni en contra de ningún grupo.

"Lo que ocurre ahora es que el grupo que se queda como Consejo de Administración aprovecha el debilitamiento por cuestiones jurídicas y de exposición mediática del director general y aprovechan esto para quererlo tumbar. Yo no estoy con ningún grupo, pero firmé un convenio de colaboración donde piden mi intervención para recomponer el tejido social de la Cooperativa, yo lo tengo que cumplir, en ese sentido lo firmé con el director y alerto sobre esta circunstancia que no se están conduciendo con legalidad".

También denunció que hay un grupo externo que está apoyando al Consejo de Administración para tener injerencia en la cementera. Además, en caso de ser destituido, Guillermo Álvarez Cuevas dejaría también la presidencia del Cruz Azul. "El Consejo de Administración también pretende quitarle la titularidad y el manejo del club a Álvarez Cuevas y a su hijo en específico", dijo Olvera.