Las polémicas del Jefe Boy

Tomás Boy arremetió ayer contra el himno universitario JEFE que se entona antes de los juegos como local de Pumas; el entrenador de Cruz Azul lo calificó de "fascista" 

Tomás Boy
Tomás Boy (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Siempre polémico. TomásBoy no tardó mucho en esta etapa con Cruz Azul para dar una de esas declaraciones que se vuelven tendencia en Twitter.

Ayer, antes de que el equipo viajara a Tapachula (Chiapas) para encarar el duelo de esta noche en la Copa MX ante Cafetaleros, El Jefe atendió a los medios para hablar de los temas que no había tocado en estas dos semanas en las que estuvo suspendido.

Y justo en su última respuesta, Boy enfatizó lo que había pasado el domingo ante Pumas, externando en primera instancia su molestia por no haber salido de CU con los tres puntos.

"Satisfecho nunca estoy; la verdad, estoy enojado porque pienso que el partido lo debimos haber ganado, fuimos mejores todo el partido, en la posesión y en todo; ellos hicieron su parte, no jugamos solo en un lugar".

Y fue ahí, después de una pausa de un segundo, cuando Boy soltó la crítica mordaz: "...lo que sí creo que está incorrecto es que el equipo tenga que esperar diez minutos para que ellos hagan un himno que desde mi punto de vista es fascista".

De inmediato retomó el paso y no aceptó ninguna pregunta más.

Había muchos temas en el aire: su suspensión, el nivel de su equipo y las fallas arbitrales en contra de Cruz Azul. Sin embargo, ninguno encendió a Tomás, al contrario, el discurso era calmado, sin querer crear polémicas.

Por ejemplo, de los árbitros fue muy diplomático: “Es difícil…acá (en el club) hay una política muy clara en la manera de manejarse en esos temas, lo que sí creo es que ha sido un poco recurrente algunas decisiones que no han sido del todo bien hechas, pero es parte del juego, en este caso hay poco tiempo para tomar la decisión. No me quejo hasta ahorita”.

Sobre su castigo, por el festejo desmesurado contra América, también fue cauto: “Tuve un pequeño desliz en engancharme, eso fue lo único malo porque le quité tiempo a mi equipo para remontar el marcador, ese sería un pecado que sí me lo llevó yo, lo demás es mi forma de expresarme, evidentemente no es del agrado de muchas personas, pero vamos a ver qué sigue. Lo padre es que voy a poder estar en la banca para estar cerca de mis jugadores”.

Del número tan elevado de tarjetas rojas y amarillas que acumula La Máquina en estos momentos, y que lo convierten en el equipo más indisciplinado, tampoco tuvo mayores comentarios.

“Todo depende de cómo se vean las cosas, yo podría decir que la intensidad del equipo es muy buena y también puedo decir que algunas marcaciones han sido muy rigurosas, pero es parte de un todo, en general me deja contento la actitud con la que ha trabajado el equipo porque cada partido sale a ganar y no especula. No creo que haya una indisciplina, creo que a veces se marca y a veces no, y eso tiene que ver con el propio criterio arbitral, pero no pasa nada, es parte del juego”.

Y tampoco compartió la queja naturalizada de sus jugadores de sentirse perjudicado por el arbitraje: “Ésa es la opinión de mis jugadores, no mía”. Pero llegó el momento de hablar de Pumas y ahí cambió todo. El Jefe, fiel a su costumbre, dejó una de esas frases que serán recordadas por mucho tiempo. 

UN HOMBRE DE PALABRAS POLÉMICAS

Si algo ha marcado la trayectoria profesional de Tomás Boy, son las declaraciones polémicas que suele ofrecer. En los últimos años, el Jefe lo mismo ha criticado al técnico nacional en turno, que a otros colegas, incluso al Chicharito Hernández

EL JEFE VS. EL PIOJO (4 marzo de 2014)

“¡Ay! Miguelito, Miguelito, es tan ingenuo que cree que por capacidades está en esa silla. No sé por qué no llegué a la selección. No me quedó la espinita y tampoco me promoví, fui respetuoso”

EL JEFE VS. OSORIO (octubre de 2015)

“No sé cómo llegaron a Juan Carlos Osorio, pero hay mejores técnicos en México. Hay entrenadores mexicanos mucho más capacitados que en Sudamérica. Si quiere acercarse a aprender en Cruz Azul, está bien, las puertas están abiertas. No lo conozco, pero sé que tiene califi caciones como preparador físico”.

EL JEFE VS. CHICHARITO (Septiembre 2014)

“Está haciendo una carrera de suplente. Menos minutos, más críticas y un montón de camisetas vendidas. Yo era un crack. Si veo que hay 17 volantes y cuando me contratan, soy la única contratación importante a lo mejor sí voy, pero si me van a contratar de refi lón, mejor no voy”.

EL JEFE VS. EL TUCA (Septiembre 2014) “Espero que le preguntes así al Tuca por brillo... ¿Brillo?, son opacos (Tigres) de tanto que tocan el balón cuando van a llegar al área ya se está acabando el partido”.

EL JEFE VS. CHIQUIMARCO (Julio 2014) “Es una barbaridad que Marco Rodríguez quiera ser técnico, ni siquiera fue buen árbitro. Qué bueno que se retiró, es lo mejor que le puede pasar al futbol”.