Jémez comienza con victoria en Cruz Azul

Con un triunfo sobre Lobos BUAP, La Máquina inició la era de su nuevo timonel; el español aseguró que no habrá más transferibles, hasta que no vea al resto de su plantel

Paco Jémez
Paco Jémez (Imago7)

Ciudad de México

Los inicios no siempre son sencillos. Ya lo sabe Paco Jémez, que este sábado vivió su primer acercamiento en cuanto a la dirección técnica de Cruz Azul se refiere. En un enfrentamiento que culminó con una victoria por 3-1 en el Centro de Alto Rendimiento, el estratega español experimentó sus iniciales sensaciones al frente de La Máquina. Al filo del área técnica, el timonel se desvivió dando instrucciones, tratando de acomodar a su equipo, y hasta alguno que otro grito, sobre a la zaga, donde se notaba ciertas desconcentraciones debido al escaso trabajo táctico.

Jémez llegó con una gorra blanca y la indumentaria celeste del Cruz Azul. Trató de estar cómodo en todo momento, aunque la posesión de su equipo no fuera la idónea y menos, la deseada… Fue una experiencia valiosa, un primer acercamiento a una realidad que ya sufre y disfruta. A La Máquina le costó encontrar el camino para hacerle daño al modesto Lobos BUAP; el ritmo del encuentro se detenía constantemente, debido al inicio de la pretemporada. Dentro de las adecuaciones del español, destacó la presencia de Francisco Maza Rodríguez y Julián Velázquez en la central.

Consumados los 90 minutos del encuentro, Jémez atendió a la prensa, con la que se dijo satisfecho por el primer esfuerzo de su equipo. El nuevo entrenador de Cruz Azul es un tipo paciente, que gusta de explicar sus conceptos e idea de juego, por lo que la sala habilitada para los medios de comunicación en el CAR fue su salón de clases particular. Paco minimizó el resultado, brindándole importancia al comportamiento de una oncena que se fue modificando con el correr de los minutos. Oficialmente, este resultado da el banderazo de salida de una nueva era en cuanto a lo deportivo en el cuadro de la Noria, razón suficiente para que la ilusión cobre importancia.

“Ha sido una semana muy buena de trabajo, tengo una sensación de sorpresa, porque el nivel de carga y trabajo han sido intensos y mis jugadores han respondido favorablemente. Me interesaba verlos cansados, para saber sus reacciones. Lo que quiero es que trabajen como un equipo pequeño, como un equipo  humilde; más allá del resultado, se pudieron ver algunas cosas muy buenas, que analizaremos y trataremos de potencializar”, dijo el estratega. 

Los goles cementeros corrieron por cuenta de Joao Rojas, quien los puso al frente en el primer tiempo, y en el complemento, Jonathan Cristaldo y Víctor Zúñiga consiguieron los otros dos tantos, pero ni con su destacada participación, Jémez se animó a realizar algún juicio individual, y menos, hacerlo sobre las posibles bajas que vengan: “Una cosa son los transferibles, y otra lo que yo decida. Puede que haya jugadores en esa lista que no salgan, u otros que no están ahí, pero que se vayan. Yo solo daré mi punto de vista”.

De quien sí habló, fue de Ángel Mena, el extremo ecuatoriano que arriba a La Noria para este certamen, y quien se convierte también en el primer refuerzo de La Máquina: “Es un futbolista que me propuso Yayo de la Torre, que conduce bien la pelota, que juega pegado a la banda, y que es muy rápido; del centro delantero, primero veré a profundidad cómo se encuentran y qué me ofrecen Jonathan Cristaldo y Jorge Benítez, antes de traer a alguien”.