La traición de Paco Jémez

Ayer, el técnico reconoció que era importante "no perder" ante Puebla, dejando de lado la promesa de que nunca especularía con Cruz Azul y buscaría el triunfo en todo momento

Paco Jémez
Paco Jémez (Imago7)

Ciudad de México

Hace nueve meses, cuando Paco Jémez llegó al futbol mexicano, nadie dudaba del estilo frontal y ofensivo que proponía el técnico español con sus equipos. Con este sello se le vio hacer maravillas con el modesto Rayo Vallecano en la Liga española, plantándole cara a los equipos poderosos pese a las limitaciones de su cuadro.

Sí, la mayoría de veces -por no decir siempre- salió vapuleado de estos compromisos, pero nadie podía negar la valentía de sus planteamientos. Era un entrenador osado.

Sin embargo, ahora en su aventura con Cruz Azul, algo ha cambiado en Paco. Parece conformarse con un invicto sostenido con puros empates (seis para ser exactos) y apenas dos victorias. La noche del viernes en la igualada ante Puebla, el técnico reconoció que al verse tan limitado en ataque, lo mejor era no perder el partido. De ahí que metiera al zaguero Jordan Silva y sacara a un fatigado Martín Rodríguez. A 5 minutos del final Jémez apostó por no perder, lo que traiciona la filosofía que siempre ha expuesto.

Como muestra está la primera conferencia que ofreció Paco cómo entrenador de Cruz Azul en la que marcó cuál era su idea de juego y los preceptos que lo distinguían como entrenador. Ahora, nueve meses después, ha cambiado el discurso radicalmente con las palabras que ofreció anoche.

Promesa (6 de diciembre 2016): "No quiero que Cruz Azul sea un equipo que especule, que no se conforme con cualquier cosa, quiero que entienda que para ser grande hay que demostrarlo. Un día podemos perder y no me importa, no me gusta perder jugando a no perder".

Realidad (8 de septiembre 2017): "No se pueden marcar en todos los partidos goles, hay partidos que quedan también en cero y es importante seguir sumando; si en el partido no estás acertado de cara al gol, pues bueno es importante también pensar en no perder".

Promesa (6 de diciembre 2017): "Yo no he venido a empatar o perder, he venido a ganar. Voy a tener uno de los mejores equipos, así que Cruz Azul va a salir a ganar todos los partidos, desde el inicio hasta el final".

Realidad (8 de septiembre 2017): "Es verdad que en los últimos minutos había gente más cansada y ellos (Puebla) han hecho cambios de refresco arriba, por lo que tenían gente rápida y yo intuyo que si hemos tirado en 85 minutos con cuatro delanteros y no hemos sido capaces de hacer goles, pues en tres o cuatro minutos tampoco se iban a dar muchas situaciones".

Promesa (6 de diciembre 2016): "Yo no quiero que la afición nos tenga paciencia, que nos exija, porque a los equipos grandes hay que exigirles y tenemos buen plantel para eso".

Realidad (8 de septiembre 2017): "Nos gustaría meter en todos los partidos tres o cuatro goles, ya he dicho que eso es bastante improbable; el que quiera ver cuatro, cinco o seis goles se tiene que ir a ver al Real Madrid, al Barça y ahí sí van a ver todos los goles que quieran".

Promesa (6 de diciembre 2016): "No quiero caer en ese error, que cualquier cosa que sea mejor de lo que se hizo en estos años me parezca bueno, debo ser más optimista en ese aspecto. La plantilla que tenemos es para exigirle".

Realidad (8 de septiembre 2017): "Estamos muy contentos con lo que el equipo está haciendo, estamos orgullosísimos de lo que el equipo hace en el campo. No tengo ninguna desesperación y estoy encantado donde estoy, ya veremos dónde estamos cuando esto acabe".