Un técnico chico para un equipo chico

Paco Jémez afirmó tras la derrota de Cruz Azul ante Lobos BUAP, que el equipo "dejó en claro que no es grande"; el español tampoco ha estado a la altura

Paco Jémez, director técnico de Cruz Azul
Paco Jémez, director técnico de Cruz Azul (Imago7)

Ciudad de México

Cruz Azul no tiene nada segura su participación en la próxima liguilla del futbol mexicano, aunque hay que aceptar que La Fiesta Grande luce más probable para el conjunto cementero que en otras ediciones de la Liga MX.

Paco Jémez, director técnico del cuadro de La Noria, ha logrado un cambio en el equipo que, si bien, no tiene del todo contento a su afición, hoy les da para volver a ilusionarse con una fase de eliminación directa.

Sin embargo, el estratega español, que en varias ocasiones ha reiterado su compromiso con el equipo, tampoco ha desperdiciado la oportunidad de encender la mecha de la ansiosa afición cementera, con comentarios como el que dijo tras ser goleados por Lobos BUAP en la jornada 14, donde no dudó en afirmar que el equipo "dejó en claro que no es un equipo grande".

Los reclamos y descalificaciones no se hicieron esperar, aunque el propio Jémez debería cuestionarse si su capacidad como entrenador al frente del conjunto capitalino debe ser considerada digna de un "gran" estratega.

Poner en tela de juicio la grandeza de un equipo con una de las mayores y fieles aficiones del futbol mexicano, no ha sido la única polémica en torno a Paco, quien tras la fecha 8, luego de sumar su sexto empate en siete cotejos, pidió a quienes quisieran ver goles, que "vaya a ver al Real Madrid o al Barcelona, no al Cruz Azul".

Su explosividad también ha sido parte de su tarjeta de presentación, pues además de los contantes roces con la prensa, se ha dejado llevar por la calentura de la tribuna, como en el duelo ante Toluca de la jornada 4, cuando mostró el dedo medio de la mano a un aficionado.

Aunque el rendimiento es superior al que otros 'colegas' como Sergio Bueno o Tomás Boy mostraron en sus respectivas gestiones, dista mucho de lo que el aficionado en verdad quiere; semanas irregulares donde pueden vencer por goleada a Pumas para ser humillados por América a la siguiente semana.

Actualmente son octavos de la tabla general y aunque la calificación sigue estando en sus manos deberán enfrentar antes al siempre peligroso Tigres y al sorpresivo Morelia, tercero y cuarto de la tabla, respectivamente.