La diferencia es la contundencia: Paco Jémez

Para el entrenador de Cruz Azul, el único cambio que existe en su equipo es que ahora si han concretado las opciones de gol que generan.

Paco Jémez al finalizar el partido de Copa MX contra Santos.
Paco Jémez al finalizar el partido de Copa MX contra Santos. (Mexsport)

Ciudad de México

Para Paco Jémez la gran diferencia entre el Cruz Azul que acumuló nueve juegos sin victoria al que ahora se está enrachando de manera positiva, y que ya alcanzó las semifinales de la Copa Mx, es la contundencia.

"La diferencia ahora mismo es que antes no entraba y ahora sí entran, y eso te da tranquilidad para que en ciertos momentos y ciertas situaciones puedas intentar más cosas, pero creo que la diferencia de este equipo con el de hace tres jornadas es que antes se nos complicaba hacer gol y ahora estamos viendo puerta con relativa facilidad".

Eso sí, Paco tiene claro que poco a poco La Máquina se acerca al nivel que pretende, y espera que le alcance para vencer a Tigres al que considera el mejor equipo del futbol mexicano.

"Vamos a enfrentarnos al campeón, tal vez al mejor o uno de los mejores equipos del torneo, pero nunca he dudado, ni cuando los resultados no se llegaban nunca he dudado del nivel de mi equipo, pero sí es verdad que ahora debemos de enfocar todo a ganar. Cada vez está más cerca (de lo que pretende), esto es como perseguir la perfección, sabemos que nunca la vamos a encontrar, pero cuando más avancemos más cerca vamos a estar", comentó el timonel.

"Cada vez somos más sólidos, cada vez creo que nos movemos mejor, tenemos más posiciones y calidad para interpretar el futbol que yo quiero; semana a semana vamos a ser mejor equipo, semana a semana vamos a de mejores y esperemos que la mejora nos ayude para ganarle a Tigres".

Sobre el papel de Martín Cauteruccio, quien hizo un hat-trick frente a Santos, Jémez valoró las funciones del delantero.

"Él mientras no han llegado los goles ha sabido interpretar muy bien que tenía mucho trabajo para el equipo; se lo agradezco, llegó un momento que me dijo 'míster, no entran y no entran' y le dije 'no pasa nada que estás haciendo lo que yo necesito para el equipo y los goles van a llegar' y si no habían llegado él no se había desesperado y no había bajado los brazos, ha hecho un trabajo muy oscuro, pero muy necesario para el equipo y eso a mí como entrenador no se me pasa, esos tres goles son una recompensa al trabajo", concluyó.