El bosquejo de un estilo prometedor

En su primer partido, y por lapsos, Cruz Azul mostró los conceptos que desea implantar el español Paco Jémez

Paco Jémez. Entrenador del Cruz Azul
Paco Jémez. Entrenador del Cruz Azul (Instagram cruzazulfc )

Ciudad de México

La era de Paco Jémez en Cruz Azul comenzó con el pie derecho. La victoria 1-0 sobre Necaxa le dio los primeros tres puntos al proyecto que encabeza el entrenador español; sin embargo, solo hubo algunos destellos del futbol que se propone implementar.

El resultado refleja lo errático que fue el conjunto cruzazulino a la ofensiva, donde apenas tuvo dos remates a portería en todo el partido. Aun así, mantuvo el control del esférico y eso fue clave para que Necaxa no tuviera ninguna acción de peligro.

 De acuerdo con lo que pretende Jémez, La Máquina mostró solo un esbozo de lo que se espera sea un estilo netamente ofensivo, de mucha presión y posesión de la pelota. No fue el mejor partido de Cruz Azul, pero al menos le bastó para tener un debut exitoso.

UN ESQUEMA CON TRES ATACANTES

Tal como se esperaba, Paco Jémez salió con un parado muy ofensivo. Su línea defensiva la integraron Julián Velázquez y Julio César Domínguez en la zaga; así como Omar Mendoza y Adrián Aldrete por la lateral. El entrenador español utilizó una doble contención: Gabriel Peñalba y Rafael Baca.

Adelante, en el centro estuvo el Chaco Giménez como media punta (atrás del delantero), por derecha apareció Ángel Mena, por izquierda estuvo Joao Rojas y como atacante Jorge Benítez. Un 4-2-1-3, que por momentos cambiaba a un 4-2-4 al ataque o un 4-4-1-2 en defensa.

Los tres cambios que realizó Jémez fueron de jugador por jugador sin alterar su esquema; por ejemplo, metió a Francisco Silva por Rafael Baca en la contención; luego sacó al ecuatoriano Ángel Mena por Richard Ruiz, quien volanteó por derecha; finalmente, le dio ingreso a Rosario Cota por Joao Rojas en el sector de la izquierda.

SOLO DOS REMATES A GOL

Según las estadísticas, Cruz Azul apenas generó dos remates francos a la portería y en uno de ellos cayó el gol de Adrián Aldrete, quien en un tiro de esquina recibió el balón fuera del área y desde ahí sacó un zurdazo que tomó mal parado al arquero Marcelo Barovero.

Antes de ese tanto, La Máquina había tenido otra oportunidad, en una jugada individual de Ángel Mena, quien quedó frente al arco necaxista y disparó justo a la posición del portero. De ahí en fuera, ya no hubo más remates francos, pero sí varios que se fueron desviados (6), así como dos más que fueron bloqueados, en total Cruz Azul generó 10 remates.

TE RECOMENDAMOS: ¿Por qué la afición celeste está enamorada de Paco Jémez?

En el segundo tiempo, tanto Richard Ruiz como Jorge Benítez tuvieron posibilidad de ampliar la ventaja, pero ya no se pudo. Los dos remates a gol de La Máquina fue el segundo peor registro en esta primera jornada, solo por encima de Necaxa, que no tuvo ninguna; en cambio, Pumas tuvo nueve remates de gol, Pachuca generó ocho y Toluca siete.

POCOS MINUTOS DE AGOBIO

Otro de los sellos que pretende imponer Jémez es la presión al rival. En ese aspecto, Cruz Azul fue dominador de todo el partido, pero fueron pocos lapsos donde se le vio asfixiando a Necaxa.

Es más, los primeros 20 minutos fueron los mejores, pero a raíz del gol bajaron sus revoluciones. De acuerdo con las estadísticas de la Liga Mx, Cruz Azul tuvo una posesión de 24.1 minutos en su primer partido, muy por debajo de otros clubes que tuvieron una mayor eficiencia.

Por ejemplo, Tigres tuvo 39.3 minutos de posesión ante Santos, Toluca 29.5 frente al Atlas, Morelia 26.2 y Tijuana 26.1.

Tampoco fue el equipo con mayor efectividad en los pases. La Máquina tuvo 314 pases correctos por 131 erróneos; otros clubes le dieron mayor juego a la circulación de la pelota: Tigres alcanzó los 599 pases efectivos por 112 equivocados, Toluca tuvo 471 pases buenos por 98 malos, estos clubes fueron los más altos, La Máquina fue sexto.