No se mueve de La Noria

Después de una larga negociación, Christian Giménez llegó a un acuerdo para continuar dos años más con Cruz Azul; al "Chaco" le obsesiona el título.

Ciudad de México

Si hay un jugador que se ha ganado a pulso la etiqueta de ídolo en Cruz Azul, ese es Christian Giménez. El mediocampista no puede negar el idilio que vive con el color azul y con la afición; el sacrificio que muestra en la cancha ha sido de pocos jugadores, y eso que por La Máquina han desfilado varios  futbolistas.

Por ello, la directiva decidió concederle algunas pretensiones para que pudiera continuar en el club. Luego de varias semanas de negociación, llegó a un acuerdo para renovar contrato dos años más. Al principio, le ofrecían un año, el Chaco solicitaba tres, además de un aumento económico, pero al final la buena voluntad de las dos partes hizo que se llegara a dicho acuerdo.

“Falta solamente la firma, ya hemos platicado, falta que lo hagan oficial, pero el arreglo sería por dos años. El club quería que me quedara y yo también me quería quedar, es un equipo que quiero mucho y se me ha vuelto una obsesión el tratar de responderle a la gente que confía en mí, en hacer algo bueno, y por suerte pude arreglarme por estos dos años”.

El Chaco reiteró su cariño hacia los cementeros, pues aunque le tiene gran cariño a Pachuca (equipo con el que fue campeón), aseguró que hay algo muy fuerte que lo une a La Máquina, y espera retirarse vestido de azul.

“Pensé que no me iba a ir nunca de Pachuca, me tocó salir, y aún le tengo cariño, pero realmente lo que me pasó con Cruz Azul es algo muy fuerte, el estar acá, que la gente te reconozca el trabajo que haces día a día, que te feliciten en la calle, es algo importante. Por eso, para mí es una obsesión el título, hasta que me den chance voy a intentarlo”.

En varias ocasiones reiteró su pasión por el club celeste: “El club me ha demostrado mucha lealtad, fidelidad en este momento. Me gustaría quedarme toda la vida, no solamente en la etapa como futbolista, sino después también, pero tengo para dar mucho más. El compromiso es aún mayor, el tener la posibilidad de que te renueven después de cuatro años (de su estancia), quiere decir que algo hiciste bien”.

Aunque tiene claro que no ha podido brindarle a la afición celeste la alegría de un título, también sabe que se ha esforzado por hacer un buen papel. Sin duda, es un elemento que aún lesionado, no se guarda nada dentro del terreno de juego.

Lo han puesto de contención, de volante por derecha, por izquierda y hasta de delantero, y ha intentado cumplir en cada una de ellas.

“Cuando uno tiene trabajo se debe estar contento y agradecido, en este caso yo estoy en un club muy prestigioso, es el más grande que hay en México, trato de hacer las cosas bien, más allá de que lo más importante en un club grande es ganar un título y no lo pudimos hacer, realmente el que te den la confianza de seguir trabajando es excelente”.

El mediocampista señaló que el 2013 les dejó muchas enseñanzas, momentos buenos y malos, como la Final que perdieron ante América, por ello en lo personal se le ha vuelto una obsesión el conseguir un campeonato con los celestes.

“Fue un año medio difícil, el resultado fue perder una Final en dos minutos, algo que me dolió mucho, ahora hay que mantenernos enteros, con muchas ganas de progresar”, manifestó Giménez.

• • •

  El dato

Siete elementos están a prueba: Héctor Gutiérrez, Ismael Valadez, Jairo Villeda, Giovani Marín, Jesús Lara, Manuel Madrid y Marco Bucio.

• • •

Confían en los refuerzos

La Finales en las que ha caído Cruz Azul han dejado un sabor amargo en la institución en la mayoría de los jugadores. Muchos se han ido, pero otros no, y según comentó Jesús Corona, los que aún siguen en el club, no se han desgastado ante los constantes tropiezos, más bien, se mantienen con la idea de conseguir el título.

“Estamos necesitados y los que estamos aquí en Cruz Azul tenemos el compromiso de conseguir el título. Hay algunos compañeros que por decisiones directivas se van, pero los respetamos”.

• • •

Instantánea

No hay desgaste en el grupo

Marco Fabián, Fausto Pinto y Xavier Báez ya están integrados con Cruz Azul, y serían presentados este fin de semana. Los tres refuerzos de La Máquina ya trabajan de lleno con los cementeros y sus nuevos compañeros esperan se acoplen lo antes posible.

Amaranto Perea destacó la importancia de la adaptación de los refuerzos y espera que sean el apoyo tan esperado para el equipo. Además, el colombiano lamentó la salida de Jair Pereira, pero también dejó en claro que hay elementos que pueden hacer una buena labor en la central, como es el caso de Julio César Domínguez, quien en los últimos torneos ha jugado de lateral por izquierda.