Las mentiras que han vuelto a Cruz Azul en una burla

Los discursos de cada uno de los técnicos que han pasado por La Máquina en estos cinco torneos han estado llenos de optimismo, pero los resultados no acompañan sus palabras 

Paco Jémez, Luis Fernando Tena, Tomás Boy y Sergio Bueno
Paco Jémez, Luis Fernando Tena, Tomás Boy y Sergio Bueno (Mexsport)

Ciudad de México

Tras la derrota ante el Veracruz del pasado viernes, el Cruz Azul prácticamente dijo adiós a sus posibilidades de poderse calificar a la Liguilla, dicha que no logra desde hace tres años.

Los discursos de los últimos cinco técnicos en La Noria al principio prometen un repunte en base al trabajo que levantan la expectativa del aficionado cementero, pero terminan por entregar las mismas cuentas: fracaso.

LUIS FERNANDO TENA

El 11 de diciembre de 2013, Luis Fernando Tena fue presentando con Cruz Azul, esto luego de la destitución de Guillermo Vázquez.

La cuarta etapa del ‘Flaco’ al frente de La Máquina comenzó con el discurso que ya todos conocemos, vendiéndole a la afición cementera un equipo espectacular.

“Vengo con el anhelo de ser campeón, de hacer algo grande; con la ilusión de que el equipo juegue bien, con una gran intensidad, que gane, que transmita esa pasión, ilusión y esa fe, para que nuestra gente se sienta orgullosa. Sueño con un Estadio Azul lleno, con nuestros aficionados aplaudiéndonos”.

Sin embargo, La Máquina fue una vez más fue decepción para sus aficionados en el proceso del 'Flaco'.

“Estamos eliminados; teníamos la ilusión de darla la alegría a nuestra gente; esto nos causa una gran frustración. Nos sentimos desilusionados, frustrados, apenados con nuestra gente, pero ni hablar". Tras no calificar, Tena fue cesado.

SERGIO BUENO

Las pláticas tras el cese de Tena fueron varios con los técnicos que se postularon para dirigir a Cruz Azul, entre ellos Claudio Borghi, Gustavo Matosas, e incluso Juan Carlos Osorio. Al final, la directiva se decantó por Sergio Bueno.

A su llegada, Bueno afirmó que las críticas y la presión de los aficionados no le preocupaba; "La gente tiene derecho a expresarse, pero entre mis objetivos es tenerlos contentos, disfrutando al equipo y hacer llegar nuevos seguidores. Quiero un equipo intenso, competitivo, que se mate en el campo. La liguilla es la primera obligación del club, vamos a buscar el titulo"fueron palabras de Bueno en su presentación.

Bueno solo dirigió 10 partidos del Apertura 2015 y sumó solo 10 puntos.

TOMÁS BOY

El cese de Sergio Bueno trajo a Tomás Boy al conjunto Azul, estratega que tenía un pasado negro en contra del equipo cementero, pero que asumía el reto con mucha positividad, además de que rompía con el clásico molde de los técnicos que generalmente habían imperado en el banquillo celeste.

“Siento que es un desafío, y sobre todo al tomar a un equipo como este. Es un honor venir aquí, a participar en los proyectos que hay en puerta”, dijo Boy a su llegada.

Cruz Azul fracasó al no levantar el paso en el Apertura 2015, cosa que parecía difícil; para el Clausura 2016, Cruz Azul se quedó a la orilla de la Liguilla por cuarto torneo consecutivo.“Es un fracaso terrible. Cuando llegué aquí me encantaba saber que yo podía hacer algo importante, pero al final hubo algo que no fructificó.Es terrible no dar los resultados, y aún más para mi ser parte de algo como esto.

Tomás fue cesado en octubre se 2016; "yo fui llamado para hacer una transición y una reconstrucción, pero me he quedado en este proceso. Fracasé rotundamente”, dijo el ‘Jefe’.

FRANCISCO JÉMEZ

El arranque de año para Cruz Azul tuvo en puertas a Francisco Jémez como nuevo timonel, un técnico que no llegó prometiendo ni pretendiendo nada, siendo crítico y realista sobre la responsabilidad que se le encomendaba.

Sin embargo, poco a poco, debido a los malos resultados, el español se tornó defensivo, escudándose en el en el estilo de juego que estaba teniendo el conjunto Azul.

Durante esta misma racha, Jémez declaró lo siguiente:

“Aquí no hay culpables, no hemos matado a nadie, ni hemos atracado, ni hemos violado a nadie. El máximo responsable soy yo, ni los jugadores ni nadie”, dijo tras la derrota 2-0 ante el América.

Asimismo, luego de dejar la mala racha, Jémez declaró que el juego entre Cruz Azul y Tigres había sido “precioso”. Ahora, tras la derrota ante Veracruz, su última declaración ha sido: “si estamos donde estamos, es porque no nos alcanza para más; estamos en donde merecemos”.

Compra aquí tus boletos para la Liga MX