El 2015 de pesadilla para Marc Crosas

El mediocampista vivió un trago amargo con el descenso de Leones Negros; su suerte no mejoró tras lesionarse y no poder ayudar en el fracaso de Cruz Azul durante el Apertura 2015

Marc Crosas, jugador del Cruz Azul
Marc Crosas, jugador del Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Contrario a lo que un jugador con la categoría del español Marc Crosas pudiera esperar en el terreno profesional, el año 2015 resultó muy amargo para quien fuera contratado por Cruz Azul como uno de los jugadores más cotizados del pasado régimen de transferencias.

Crosas, que tuvo su primer contacto con el futbol mexicano en 2011, cuando Santos Laguna se hizo con sus servicios, vivió en este año el sinsabor de un descenso, además de una lesión que lo marginó prácticamente de toda actividad con el Cruz Azul, club que para colmo, consumó otro certamen sin liguilla y con un evidente divorcio con su afición.

El futbolista, de 27 años, forjado en la cantera del Barcelona fue contratado por la UdeG en el intento de formar un plantel competitivo que pudiera pelear por consolidarse en el máximo circuito, situación que finalmente no se dio.

El campeón con Santos en 2012, fue uno de los elementos inamovibles bajo el mando de Luis Alfonso Sosa, sumando todos los minutos en los 34 encuentros que los 'melenudos' disputaron en el máximo circuito. Aportó un gol y su desempeño lo volvió uno de los más codiciados al consumarse el descenso del club tapatío.

Entre varios equipos que sonaban para contratarle, fue Cruz Azul quien finalmente salió airoso de dicha contienda, anunciando su incorporación el 10 de junio durante el Draft celebrado en Cancún.

El proyecto con 'La Máquina' lucía ambicioso, pues pese a las múltiples críticas por otorgar el timón del equipo a Sergio Bueno, la plantilla, con todo y los nuevos refuerzos, pintaba para cosas importantes.

Ya con el certamen en curso, Cruz Azul no terminaba por carburar y los resultados negativos impacientaban a una afición que nunca dejó de presionar a un equipo que recién cumplió 18 años sin un título de Liga.

En lo individual, Marc tampoco tenía preparada otra amarga experiencia.

Fue el duelo de la fecha siete, cuando el América visitó el Estadio Azul que la temporada para el español llegaría a su fin, cuando en una desafortunada acción, recibió un empujón por parte de Rubens Sambueza que le provocó una mala caída, misma que derivó en una ruptura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha, dejándolo fuera de actividad con solamente 419 minutos cosechados.

Hoy, el dorsal ocho del club cementero prepara la siguiente temporada con el resto de sus compañeros, y con bríos renovados buscará revancha en el 2016 entrante.