Liguilla, una obligación para Cruz Azul

Luego de la eliminación en la Copa Mx, a La Máquina solo le queda pelear por calificar a la fase final y romper una racha de tres años sin conseguirlo

Cruz Azul fue eliminado de la Copa MX y solo le queda el torneo de Liga
Cruz Azul fue eliminado de la Copa MX y solo le queda el torneo de Liga (Imago7)

Ciudad de México

Y el Cruz Azul de Paco Jémez llegó a la recta final de la temporada como no lo deseaba: envuelto en dudas.

Luego de la caída en los octavos de final de la Copa Mx a manos del América, a La Máquina no le queda de otra más que llegar a la Liguilla, el objetivo principal de la temporada, tal como lo apuntó el propio Jémez luego del descalabro contra las Águilas.

"Nos han eliminado de la Copa, creo que dando un gran nivel pese a la inferioridad, y nuestro objetivo sigue intacto. Nos quedan tres partidos y nuestro objetivo principal es calificar a la Liguilla; hay que olvidarnos de esto y centrarnos en que somos un buen equipo que lo ha venido demostrando durante toda la temporada y ahora al final es cuando se deciden las cosas", dijo Jémez.

Para La Máquina ya no hay margen de error, si quiere entrar a la Liguilla necesita sumar de cuatro a cinco punto más para no pasar ningún contratiempo. Menos de eso, lo pondría en serios aprietos, con el riesgo inminente de quedarse por séptimo torneo consecutivo sin llegar a la fase final.

Jémez y compañía lo saben. De ahí que el entrenador decidiera no poner su mejor arsenal contra América el martes, lo importante es el fin de semana, ante Tigres, un juego que puede definir el rumbo del equipo. Si La Máquina hace valer su condición de local en los dos juegos que le quedan (ante los felinos y Veracruz) regresará a la Liguilla, si no, un fracaso más se consumará y el proyecto del español llegará a su fin.

UN OCTUBRE FATÍDICO

Pero el momento anímico no es lo mejor que hay en Cruz Azul. Octubre ha sido un mes muy pesado para La Máquina que ha visto tambalear la estabilidad que había construido a lo largo del semestre.

De aquella victoria que logró ante Pumas por goleada (1-4) en la Corregidora –el primer día del mes– al momento actual han pasado muchas cosas. La Máquina se topó con América en la Liga y fue exhibido de mala manera, con un 3-1 contundente en el Azul. Luego llegó el polémico partido contra Querétaro, donde el funcionamiento fue malo, pero los errores arbitrales le permitieron salir con la victoria.

Pero el momento más bajo del equipo se dio ante Lobos BUAP, con esa goleada por 3-0 que dejó al descubierto el pobre nivel que puede desplegar el conjunto de Jémez. Es más, esa derrota dio pie a las polémicas declaraciones del entrenador.

Ahora vino el golpe en la Copa Mx, otra vez propinado por América, el cual era previsible y hasta cierto punto esperado. Cruz Azul ha apostado todo a la Liga, y debe cerrar octubre con un triunfo sobre Tigres, de lo contrario el nerviosismo aumentará desmesuradamente.

LA LIGA, LO QUE IMPORTA

Una vez consumado el fracaso en la Copa, tanto cuerpo técnico como jugadores de Cruz Azul coincidieron que sí era un golpe doloroso, pero lo que realmente importa es que el equipo se meta a como dé lugar a la Liguilla. Ése es el objetivo que importa en este semestre.

El defensa Julián Velázquez sentenció que el juego contra Tigres será una final para La Máquina, en el cual deben de sacar los tres puntos para encarrilar su pase a la Liguilla por el título.

"Hay que cambiar el chip y pensar en el juego del sábado que para nosotros es una final, es un juego en el que se define estar entre los primeros ocho; esperemos sacar algo positivo de esta derrota, hemos mejorado un montón, pero trataremos de cambiar el chip y pensar en el sábado que es un partido más importante", dijo Julián.

En el mismo sentido habló también el ecuatoriano Ángel Mena, quien incluso minimizó el descalabro en el torneo copero, pues enfatizó que desde el principio de la temporada tenían claro que el objetivo fundamental de Cruz Azul es llegar a la Liguilla por el título. Ahí es donde existe la gran obligación para La Máquina.

"¿Fracaso por qué? Todavía la Liga no termina. Quizá en la Copa, como cualquier equipo se puede quedar afuera, pero lo más importante es la Liga y el sábado tenemos un partido fundamental para las aspiraciones que tenemos. Nosotros somos conscientes de lo que nos jugamos acá, pensaremos en Tigres, primero hay que calificar para después pensar en el objetivo de salir campeón".

Así, luego del trago amargo contra América y que en este mes se le fuera gran parte de la credibilidad que fue construyendo a lo largo de la temporada, Cruz Azul afronta la recta final del campeonato con la misión de regresar a la Liguilla. No está en su mejor momento, pero en estos tres últimos juegos necesita un revulsivo para evitar otro semestre decepcionante.