Gabriel Peñalba: Un refuerzo de 'altura'

El volante argentino se convirtió en el segundo fichaje de Cruz Azul para el Clausura 2017; el futbolista (de 1.91 metros de estatura) llega en compra definitiva

Gabriel Peñalba, nuevo refuerzo de Cruz Azul
Gabriel Peñalba, nuevo refuerzo de Cruz Azul (Imago7)

Ciudad de México

Gabriel Peñalba llegó al futbol mexicano hace casi dos años, previo al Clausura 2015. Desde ese momento se dio a notar por su gran estatura (1.91 metros), el manejo que tenía del balón y la técnica con la que dominaba el hilo del mediocampo del Veracruz, equipo que lo había fichado del Tigre de Argentina.

Ahora, el mediocampista argentino se convirtió en el segundo fichaje de Cruz Azul para el Clausura 2017, club que decidió comprar sus derechos federativos. De esta manera, Peñalba viene a reforzar la media de La Máquina que ya cuenta con elementos como el chileno Francisco Silva y Rafael Baca.

Incluso, mientras se desarrollaban las negociaciones, Gabriel siguió entrenando de manera normal con Veracruz y tomó parte del juego amistoso que disputaron ambos equipos en las instalaciones de La Máquina en La Noria.

Por la mañana, Carlos Reinoso, de manera apresurada, confirmaba algunas incorporaciones para los del Puerto, al tiempo que decía que había interés en algún elemento de Cruz Azul (se rumoraba que Joffre Guerrón), pero nunca reveló que el movimiento iba a ser al revés y sería uno de los elementos más constantes de los escualos quien cambiaría de equipo.

En el draft que se desarrolló en las nuevas instalaciones de la Federación Mexicana de Futbol, en Toluca, La Máquina solo realizó esa incorporación, mientras que le dio salida a elementos que tenía prestado en otros equipos como Emanuel Loeschbor, Lucas Silva, Jerónimo Amione; pero la gran sorpresa fue la salida del argentino Jonathan Cristaldo, quien no aparecía en la lista de transferibles y terminó yéndose a préstamo por un año al Monterrey.

En tanto, de los elementos que sí aparecían en esa lista, Francisco Javier Rodríguez y Ariel Rojas se mantendrán en el club, mientras que Joffre Guerrón y Víctor Vázquez dejarán el futbol mexicano.


DE LOS MÁS CONSTANTES  

Peñalba le costó muy poco adaptarse al futbol mexicano. En su primer torneo estuvo presente en todos los juegos de los Tiburones, los 17 de la fase regular más los dos de cuartos de final que disputó ese semestre el conjunto jarocho, acumulando mil 608 minutos.

Para el Apertura 2015, volvió a ser una de las piezas fundamentales para que el equipo calificara a su segunda Liguilla de forma consecutiva.

En el Clausura 2016 tuvo un bajón al igual que todo el equipo, solo disputó 13 juegos, con mil 24 minutos sobre el terreno de juego, aportando también tres goles.

En este semestre, pese al mal paso de Veracruz, Peñalba consiguió su mejor cuota goleadora al marcar cuatro tantos, con dos asistencias. Regresar a su nivel le valió que La Máquina lo considerara para ser su nuevo fichaje.

En sus redes sociales, el argentino se despidió: “Estoy agradecido de haber podido compartir estos dos maravillosos años junto a ustedes, me hicieron sentir como en mi casa desde el primer día que llegué. Quiero agradecer a todos aquellos que confiaron en mí (Fidelito (sic), Fidel, dirigentes, compañeros, cuerpo técnico, cuerpo médico, utileros) y en especial a la gran afición jarocha que partido tras partido me ha apoyado y que hace del Veracruz un gran club. Siempre llevaré la marca de haber sido parte de este club y el poder haber levantado la Copa junto a ustedes. Una vez más, muchas gracias a todos ustedes por haberme dejado ser parte de la historia de este club”, concluyó.

ALGUNAS POLÉMICAS

Pero así como Gabriel destacó, sobre todo en su primer año con Veracruz, lo cierto es que no estuvo exento de polémicas.

Por ejemplo, la prensa del Puerto señala que el mediocampista argentino bajó considerablemente su nivel luego de sus primeros dos torneos y más porque la directiva se negó a venderlo pese a las ofertas que llegaron por él (se dice que América lo buscó hace un año).

También se le llegó a señalar como el líder absoluto del vestuario y que entró en confrontación con Carlos Reinoso, lo que habría sido una razón de peso para que el Maestro se marchara luego del Clausura 2016, y que ahora que el timonel regresó, fuera el argentino el que tuviera que salir de los Tiburones.