En Cruz Azul se sienten a la altura del que sea

Gabriel Peñalba dijo que Cruz Azul conseguirá los puntos restantes y esperará combinaciones para clasificar a la Liguilla; de paso, quieren demostrar que son un equipo de mucha calidad.

Gabriel Peñalba
Gabriel Peñalba (Imago7)

Ciudad de México

El panorama es complicado, pero con cuatro combinaciones la mesa estaría servida para los cementeros, la Liguilla sería alcanzable. Por eso, Gabriel Peñalba habla con toda la ilusión de salvar el torneo, y mientras las cuentas salgan, ellos tratarán de sacar los seis puntos y, de paso, quieren dejar claro que son un cuadro competitivo.

15 GOLES ha marcado Cruz Azul en el torneo, cifra que lo ubican en el lugar 14 de 18 equipos; a cambio, ha recibido 17 tantos.

"Mientras haya una mínima esperanza voy a tratar de sacar estos seis puntos para poder entrar, después dependemos de muchas cosas, pero trataremos de esa última esperanza no dejarla morir".

La ayuda que tendría que recibir La Máquina es, para empezar, que Tijuana le gane a Tigres. Un empate de poco serviría, porque ahí los del norte se colocarían en el lugar que busca el cuadro de Paco Jémez, que es el octavo, esto porque tienen mejor diferencia de goles. Chivas tendría que ganarle a León. Además, Morelia y Pumas podrían pactar un empate.

Además, Monterrey debería vencer a Veracruz. Peñalba explicó que también deben dejar claro en las últimas jornadas que el equipo puede explotar el punto que le faltó en varias jornadas, que es la puntería. Para él, no han tenido opositor que se haya mostrado cien por ciento superior en algún partido.

"Por orgullo propio y por demostrar que estamos a la altura de cualquier equipo. Por ejemplo, Chivas salió campeón de la Copa Mx, está peleando los puestos de Liguilla, es un gran equipo, pero nosotros fuimos superiores los 90 minutos (la semana pasada). No se han dado los resultados que nosotros queríamos, pero no hay ni un solo equipo que nos haya pasado por arriba".

Agregó que, "perdimos partidos donde creamos diez situaciones de gol, donde nos llegaron una vez y fue gol, aunque sé que defender bien también es parte del futbol. Las de nosotros siempre se estrellaban en el palo, en la cara, es así, hay que bancar y seguir para adelante".

EN LAS DOS ÚLTIMAS jornadas de la fase regular, Cruz Azul visitará al Pachuca y luego al León, juegos que son clave en sus aspiraciones.


Peñalba se ha convertido en un jugador importante en el vestidor junto a Jesús Corona y Christian Giménez. Son quienes en los momentos complicados han dado la cara. Y se notó también aquella vez en la que salieron en grupo a hablar frente a los medios de comunicación y tomó la palabra como uno de los líderes. Por eso, mencionó que en cuanto a las críticas, "no hay que escucharlas, obviamente que hay constructivas y son las que nosotros tomamos. Aparte siempre hacemos una crítica individual y luego grupal, pero tampoco me voy a volver loco por lo que diga cierta gente que no tiene importancia, ya que Cruz Azul es muy grande y se habla del equipo por todos lados. Hay que enfocarse en el trabajo que se viene haciendo bien últimamente, obviamente que no es lo que pretendíamos, pero hay que seguir".

QUE SIGA JÉMEZ

Por supuesto, aunque aún anhelan clasificar a la Liguilla, también se piensa en qué podría pasar para la próxima campaña. La directiva cementera ha dicho que le agrada el trabajo de Paco Jémez, más allá de los números que en nada les favorece. Eso podría abrirle la puerta al español para continuar el siguiente torneo, pues además, todavía tiene contrato. Para el ex jugador de Veracruz, el timonel debería seguir: "no soy nadie para opinar, hay gente encargada de cierta área. Yo no voy a hablar de los jugadores porque eso le toca al entrenador, la dirigencia tiene que hacer un análisis y tomar sus decisiones, pero a nivel del entrenador, para mí sería una locura cambiarlo totalmente. Paco es uno de los entrenadores que le hace bien al futbol, así que espero que no haya un tipo de locura". Luego, relató las virtudes del español, quien ha cambiado los métodos de trabajo, y eso le agrada a los futbolistas.

"A lo largo de 13 años tuve un montón de entrenadores; incluso, algunos que antes del partido nos juntábamos y teníamos que hacer una estrategia. Tenemos todas las herramientas, todas, la forma de jugar, cómo presionar, alimentación, entrenamiento, todo al alcance de nuestra mano para hacerlo de la mejor manera".