“Estoy desesperado por jugar”: Giménez

Debido a su lesión en el pómulo izquierdo, el Chaco ha visto la mala racha de Cruz Azul desde la tribuna; descarta que las ausencias hayan sido factor

Christian 'Chaco' Giménez, mediocampista de Cruz Azul
Christian 'Chaco' Giménez, mediocampista de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Cruz Azul empezó a perder fuelle justo cuando varios de sus jugadores cayeron lesionados. Uno de ellos es Christian Giménez, tal vez el mayor referente del equipo tanto en el terreno de juego como fuera de éste.

Sin embargo, el Chaco concluye en su análisis que su ausencia, más la del goleador paraguayo Jorge Benítez y la del español Víctor Vázquez, no han sido determinantes para la mala racha que atraviesa el equipo, la cual ya lo dejó fuera de la Copa Mx y no le ha permitido despegar en la Liga.

Para Christian, Cruz Azul ha dejado de tener el funcionamiento que mostró en la primera mitad del campeonato, más allá de que en estos momentos no esté él, que ha marcado cinco goles, o el Conejo Benítez, quien lleva siete y es el máximo goleador del club.

Aunque no era un titular indiscutible, Giménez se había consolidado como una pieza importante para Tomás Boy, ya que era un revulsivo o la primera opción para suplir a alguno del once titular.

“Creo que no fue por la ausencia, sino por cosas que dejamos de hacer, creo que hay un plantel en el que todos estamos capacitados para sustituir las ausencias, pero en los partidos que vi no pesaron tanto las ausencias, pues dejamos de hacer cosas que antes hacíamos”, dijo Christian.

El Chaco recalcó que la racha que llegó a tener La Máquina de 15 juegos sin perder (entre Liga y Copa) pasó a un segundo término.

“Dejamos de hacer muchas cosas y cuando dejas de hacer muchas cosas genera mucho movimiento y más en Cruz Azul por cómo venía el equipo; nosotros somos conscientes de que debemos mejorar, no hemos logrado nada a pesar de tantos partidos sin perder, pero sabemos que estamos a tiempo de hacer algo importante, empezando por el partido del sábado”.

A Christian Giménez le quedan 15 días de recuperación, luego de la operación que le hicieron en el pómulo izquierdo a finales de marzo. Y aunque el Chaco ya hace algunos trabajos de cancha, todavía no puede entrenar con sus compañeros ni tener contacto físico, debido a que no le han dado el alta médica.

Esta situación lo tiene desesperado, pues lo que más le gustaría es estar en estos momentos jugando para intentar revertir el mal paso de La Máquina.

“Yo quiero estar lo antes posible; obviamente, todo depende de los doctores, pero trato de apoyar al equipo desde donde me corresponda, estoy desesperado por jugar, porque es algo que me encanta hacerlo, pero me toca vivir esto y trato de apoyar desde afuera.

“Ésa la controlo (la ansiedad) porque estoy adentro de la cancha ya entrenando, la controlo con eso, pero realmente me desespero los días de partido por estar, pero trato de apoyar desde afuera”.

Y explicó que en esta clase de lesiones no se pueden adelantar los tiempos de recuperación.

“En el tema de la cirugía y todo lo que tuve no es tanto las ganas que tenga, sino el proceso de cicatrización que tengan las placas que me pusieron, por más ganas que tenga si a mí no me dan autorización no puedo jugar, por más que quiera y me muera por jugar”, explicó.

“SOLO DEPENDEMOS DE NOSOTROS”

El haber quedado fuera de la Copa Mx, cuando partía con etiqueta de favorito, así como el caer ante Dorados de manera estrepitosa en la Liga, ha puesto en tela de juicio la capacidad del conjunto que dirige Tomás Boy, así como sus posibilidades contender por la Liga.

En opinión del Chaco, no es raro que siempre salgan voces críticas cuando al equipo le empieza a ir mal, ya que considera que hay muchas personas que desean que Cruz Azul fracase.

“Siempre que pasa algo así se está esperando que Cruz Azul caiga, es una gran realidad, pero bueno nosotros debemos ser más fuertes en ese sentido y afrontar las situaciones de la mejor manera y, obviamente, aceptar las críticas, porque en la Copa perdimos en casa y eso dolió mucho, pero ya hay que dejarlo de lado”.

Y agregó que esto se debe por el morbo más que nada, “porque hay mucha gente a la que le conviene que quede afuera de las competencias y nosotros tenemos que hacer más, es una realidad, tampoco debemos escondernos; hay mucha gente que quiere que pase esto en Cruz Azul y nosotros debemos afrontarlo con mucha decisión para sacar adelante esto”.

También, Giménez tiene claro que, pese a la sacudida que ha tenido el equipo cruzazulino, la realidad es que están en zona de clasificación y dependerá solo de ellos lograr meterse a la Liguilla.

“Vamos a pelearla y a lucharla, ¿por qué no? Estamos ahí en zona de calificación y todo depende de nosotros, entonces confío a muerte que vamos a salir de este bache que estamos atravesando, nos llega en un momento que todavía podemos depender de nosotros y salir adelante. El fin de semana tenemos un partido decisivo (vs. Santos) y vamos a jugarlo como tal”, concluyó.