Cruz Azul derrota al Porto en un partido flojo

A pocos días de comenzar el Apertura, el Cruz Azul de Paco Jémez empató sin goles ante el Porto, ganando el trofeo de la Súper Copa Tecate en penales

Ciudad de México

Cruz Azul tuvo invitado de lujo para encender motores de cara al inicio del Apertura 2017; sin embargo, este equipo está aún muy frío. La presencia de un Porto en obra negra -en sus primeras semanas de pretemporada- estuvo al nivel de un conjunto que, en teoría, ya debería estar listo para la competencia.

Y es que Jémez no especuló y mandó lo mejor que tiene, al once que, en teoría, se presentará el próximo viernes ante los Xolos de Tijuana,  a excepción de la portería, en la que tiene el puesto seguro Jesús Corona (ahora en la selección mexicana), quien no estuvo anoche. El juego terminó sin goles, y en tanda de penales La Máquina se impuso 3-2.

Ayer, salió Jair Peláez en el arco; Julio César Domínguez y Julián Velázquez en la zaga, Omar Mendoza como lateral derecho y Adrián Aldrete por izquierda; en la contención la dupla de Gabriel Peñalba y Rafael Baca; adelante, Martín Rodríguez por izquierda, Ángel Mena por el centro y Édgar Méndez por derecha, y adelante Martín Cauteruccio.

Así, con su once -casi- de gala, Cruz Azul se vio muy limitado ante el Porto que plantó un 4-4-2, ordenado y efectivo. Cedió los primeros minutos y luego se lanzó por el juego.

No fue juego de muchas llegadas; es más, hasta el minuto 17 llegó el primer aviso peligroso de La Máquina. Ángel Mena condujo la pelota, levantó la cabeza y sacó una diagonal que surcó el área de manera peligrosa sin que ningún central pudiera despejar; el balón tomó por sorpresa a Cauteruccio, quien tardó en reaccionar; Édgar Méndez apareció a segundo poste, pero ante el poco ángulo de tiro y la salida de Casillas, solo pudo recentrar el esférico, diluyéndose cualquier tipo de peligro.

En esa jugada Cruz Azul rescató el tiro de esquina, en la que el centro le llegó franco a Julián Velázquez quien conectó un sólido cabezazo, a buena altura, que permitió una atajada lucidora de Iker Casillas.

El Cruz Azul era levemente mejor al Porto, que lo único que había generado en la primera mitad era un disparo lejano de Álex Telles que atajó sin problema Jair Peláez.

No había mucho del visitante, a pero poco a poco empezó a soltarse. Es más, de un error de Peñalba, el Porto tuvo su segunda oportunidad cuando el balón llegó al Tecatito Corona y éste se enfiló a la portería cruzazulina, pero sacó un disparo desviado que no tuvo mayor consecuencia.

El encuentro entraba en la recta final del primer tiempo y el Porto se notaba más suelto y seguro sobre el terreno de juego. En una acción el español Óliver Torres tomó la pelota, la condujo hasta la entrada del área, pasó a Soares y éste, de taquito, le devolvió la pared; sin embargo, la buena salida de Peláez evitó que La Máquina se fuera en desventaja.

Poco antes de que llegara el descanso, Paco Jémez se fue expulsado por protestarle de manera airada al árbitro. Así, sin goles y pocas llegadas se fueron ambos equipos a los vestidores.

Para el segundo tiempo, Cruz Azul salió con su segundo uniforme (el de la playera blanca), con la única modificación que había hecho en la primera parte de meter a Zaragoza por el lesionado Martín Rodríguez. En tanto, en el Porto ya no salió Iker Casillas, Tecatito Corona y Soares.

El partido transcurría con pocas emociones, por ahí el conjunto europeo montó un contragolpe que no llegó a fructificar debido a que el jugador que debía cerrar a segundo poste lo hizo demasiado tarde. Mientras que La Máquina se notaba muy fría y desarticulada. Otra vez Porto tenía la manija del juego y en otro contragolpe estuvo cerca de marcar, pero Wanderson Galeno se ahogó en la jugada y ya no pudo fusilar a Jair Peláez.

A 25 minutos del final, Jémez mandó tres movimientos: Christian Giménez, Enzo Roco y Francisco Silva. El del Chaco fue el más victoreado por la gente, que desde el primer tiempo solicitaba su entrada.

La mejora de Cruz Azul fue mínima, casi nula, Porto era más peligroso y en los escuetos arribos que armaba. El juego se fue diluyendo sin un ganador. A 10 minutos del final, Héctor Herrera y Miguel Layún entraron al terreno de juego, a hacer acto de presencia pues tuvieron poco tiempo para pensar en el juego.

Así terminó el cotejo, sin goles, llegando a la definición por penales para otorgar el trofeo de la Súper Copa Tecate, quedándose en manos de los locales.

Teixeira falló por Porto, al igual que Chaco por Cruz Azul; luego Oliveira y Méndez marcaron; en la tercera ronda fallaron Rafa y Cauteruccio; en el penúltimo penal Héctor Herrera y Aldrete fueron certeros, y en el definitivo el holandés Bruno Martins falló por el Porto, mientras el Gato Silva acertó.

Al Porto le sirvió como un ensayo fuera de lo habitual. Aún está en construcción y se nota de inmediato. En cambio, Cruz Azul siembra dudas en la fluidez de su juego, está muy frío todavía, pero el partido más importante es el del viernes frente a Tijuana, ahí se sabrá que tan bien o mal está esta Máquina.

FICHA:

Cruz Azul 0-0(3-2 penales) Porto

Porto

Texeira Falló

Oliveira Anotó

Rafa    Falló

H. Herrera Anotó

B. Martins Falló

Cruz Azul

Giménez  Falló

E. Méndez. Anotó

Cauteruccio  Falló

A. Aldrete  Anotó

F. Silva Anotó