El irascible Paco Jémez

El entrenador de Cruz Azul volvió a tener sus roces con la prensa, que lo cuestionaron después del empate ante Monarcas, donde La Máquina llevaba la ventaja

Paco Jémez
Paco Jémez (Mexsport)

Ciudad de México

Paco Jémez está enojado. Su Cruz Azul no camina hacia ningún lado, está a nada de quedar sin posibilidades de liguilla y el descenso aparece como un peligro latente. Por eso en la conferencia de prensa se muestra hosco con las preguntas que no le parecen.

Por ahí alguien le preguntó si no tenía a la destitución por los malos resultados. La respuesta fue el silencio. Luego, alguien más le cuestionó si su primer torneo en México le estaba cobrando factura por estos malos resultados, a lo que contestó secamente "aquí estoy".

Una más vino sobre los errores que tal vez pudo haber cometido y de nuevo, con escuetas palabras sentenció: "Yo siempre cometo errores, la responsabilidad es solo mía".

Pero donde perdió la compostura, como suele pasarle de manera cada vez más frecuente, fue cuando se le preguntó la razón del cambio de Jorge Benítez, su único delantero, por Richard Ruiz.

“Tú por qué crees que lo he cambiado”, reviró. “A qué te suena”; alguien más de los reporteros presentes contestó que a guardar el resultado, lo que encendió a Jémez: “Y si te digo que Jorge tiene una molestia te tienes que callar la boca. Ay amigo, hay que ser muy listos, yo soy demasiado listo, esto se llama en España listillo. Es importante que un periodista esté bien informado; si tú me preguntas, por qué ha cambiado a Jorge, yo te digo por qué, entonces es así de sencillo”.

Y argumentó que no intentó guardar el resultado: “Si Jorge no tiene ningún problema no lo cambio; yo si voy a amarrar el resultado meto a Juan Carlos (García Sancho) de quinto defensa o meto un mediocampista más, pero todos los cambios que hemos hecho fue para dar frescura, tener posesión, y tratar de hacer valer la superioridad; si algún día tengo que hacer un cambio para guardar un resultado, lo haría”. 

Otra vez alguien, como en una conferencia de hace tiempo le cuestionó si cambiaría su estilo para tratar de sacar resultados pronto y de nuevo recurrió al "si tienes la fórmula para ganar partidos te dejo que seas entrenador de Cruz Azul, te dejo mi sitio y tú entrenas; si tú crees que cambiando nuestra manera de jugar vamos a ganar, tendrán que traer a otro entrenador con otra manera de ver el futbol. Yo sigo confiando en la manera de hacer las cosas, nuestro único punto negro es que no sabemos gestionar lo que hace el equipo en la cancha para ganar”.

Y compartió lo que le dijo a su homólogo de Morelia, Roberto Hernández: "con mucho respeto le he dicho si me podía dar la fórmula, porque es una fórmula mágica que cuesta trabajo entender, porque los contrarios no están encontrando sin tener que hacer demasiado el gol; es un golpe muy duro, uno tras otro, pero no dejaremos de pelear".