Las voces del Cruz Azul

Tras romper una racacha de nueve partidos sin conocer la victoria, en La Noria se enfocan únicamente en el Clásico Joven ante el América, partido que les representaría una gran oportunidad de rectificar el rumbo, de cara al cierre del torneo

Benítez, Cauteruccio y Rodríguez, atacantes del Cruz Azul
Benítez, Cauteruccio y Rodríguez, atacantes del Cruz Azul (Imago7)

Ciudad de México

A lo igual que en América, el Clásico Joven representa una gran oportunidad para el Cruz Azul de poder rectificar el rumbo en este Clausura 2017, ya que este encuentro, además de la gran importancia que tiene para toda su afición, marcaría un parteaguas, le daría una gran seguridad y le devolvería mucha credibilidad al proyecto de Paco Jémez en La Noria, de cara a la recta final de la campaña.

LOS INTENTOS DE JÉMEZ

Paco Jémez ha respetado su sistema. Desde el primer juego salió con un 4-2-3-1, pero cuando el equipo se ha visto abajo en el marcador, cambia a un 4-2-4, netamente ofensivo. Lo que ha variado son los hombres que ha utilizado: comenzó con Jorge Benítez como centro delantero por la llegada tardía de Martín Cauteruccio; a Christian Giménez lo situó como media punta, y empleó a Ángel Mena como extremo por derecha. Con todo el plantel listo decidió jugar con Cauteruccio en punta, Mena atrás en lugar del Chaco; Martín Rodríguez por izquierda y Joao Rojas por derecha.

MENOS DE UN GOL POR JUEGO

De no ser porque Veracruz y Chiapas, equipos que solo han hecho cinco goles, La Máquina de Jémez sería el peor en este rubro del Clausura 2017. Cruz Azul solo ha marcado seis tantos en siete juegos, es decir, un promedio de 0.85 por compromiso. Además, en tres de los siete partidos se ha ido en blanco. Los goleadores de La Máquina han sido Ángel Mena con dos tantos, y Adrián Aldrete y Martín Rodríguez con uno; las otras dos anotaciones fueron autogoles de los rivales. La falta de contundencia ha sido uno de los grandes problemas del equipo en los últimos dos años y medio en los que no ha logrado la calificación a la Liguilla. En el Apertura 2016, y Clausura 2015 llevaba la misma cantidad, aunque el peor registro es del Apertura 2014, cuando el conjunto celeste solo llevaba cinco, luego de siete fechas.

LES FALTA POR APORTAR

Para esta temporada, y para remediar el problema de contundencia, La Máquina decidió reforzar su delantera. Ante la baja de nivel del paraguayo Jorge Benítez, la directiva trajo al uruguayo Martín Cauteruccio para que fuera el delantero titular, e incorporó jugadores para arroparlo. Ángel Mena llegó calificado como el mejor elemento de la Liga ecuatoriana y Martín Rodríguez era una de las joyas del Colo-Colo. Ambos ya anotaron esta temporada, mientras que Cauteruccio aún no. Se espera más de este tridente ofensivo.

EN BUSCA DE UN GOLEADOR

El fichaje más importante que hizo Cruz Azul en esta temporada fue la llegada de Martín Cauteruccio. Trascendió que la directiva desembolsó alrededor de 5 millones de dólares para comprárselo al San Lorenzo de Almagro. En su primer juego, dentro de la Copa Mx, Caute debutó con anotación, pero de ahí en adelante no lo ha vuelto a hacer. Es más, en la Liga no se ha estrenado, luego de 304 minutos disputados y que ha sido titular en los últimos tres encuentros. Entre los postes y las fallas propias, Martín no se ha podido convertir en ese goleador por el que tanto apostó Cruz Azul. En el último compromiso, frente al Atlas, ya se le empezó a notar desesperado después de cada opción errada. América se presenta como la gran oportunidad para que Cauteruccio por fin se estrene en este Clausura 2017.

EL CONEJO, LA OTRA ALTERNATIVA

Como a Paco Jémez le gusta jugar con un centro delantero, el sacrificado fue Jorge Benítez; su lugar lo tomó Cauteruccio. El Conejo ha asumido su rol de suplente, llegando a cobrar mayor relevancia por el ímpetu con el que ingresa al terreno de juego; sin embargo, para su mala suerte, tampoco ha estado fino frente a la portería. En los 401 minutos que ha estado en la cancha tampoco ha podido marcar algún gol. Contra América podría darse que ambos delanteros jueguen juntos, pero con el Conejo más en una función de media punta.