La localía, el martirio de La Máquina

Cruz Azul es el peor local de la Liga Mx y hoy necesita la victoria ante Veracruz para mantener sus esperanzas de Liguilla; además, tendrá otros tres juegos más donde definiría su calificación

cruz Azul buscará sacudirse la mala racha ante Veracruz
cruz Azul buscará sacudirse la mala racha ante Veracruz (Mexsport)

Ciudad de México

A Cruz Azul se le está acabando el tiempo en la Liga. Con 12 puntos sumados y solo 18 más en disputa, La Máquina está obligada a salir con la victoria esta tarde ante Veracruz para mantener sus opciones de llegar a la Liguilla.

Sin embargo, más allá del adversario, el conjunto cruzazulino tendrá que recomponer el camino en el estadio Azul, pues es aquí donde ha flaqueado de manera alarmante y es en estos momentos el peor local de toda la Liga Mx. También será tema el recibimiento que tenga Tomás Boy por parte del público, luego de todo el espectáculo que montó entre semana en el partido de Copa.

EL PEOR DE TODOS

Cruz Azul en su estadio ha sido un fantasma. En los cinco partidos que ha disputado en esta temporada, La Máquina solo ha podido ganar un encuentro, ha empatado otro y tiene tres descalabros. Es decir, de 15 puntos que ha disputado en el Estadio Azul, el conjunto de Tomás Boy apenas ha podido rescatar cuatro unidades, para una productividad paupérrima del 26 por ciento.

 Como local, Cruz Azul es el peor equipo de la Liga Mx. Le sigue Jaguares de Chiapas que ha sumado cinco unidades como local, aunque tiene un partido más que los capitalinos.

En su primer partido en la temporada (Jornada 2), Cruz Azul recibió a Pumas y empató sin goles, en su siguiente compromiso cayó ante Tijuana por 2-1, luego le ganó a Santos (3-1) y le han venido dos descalabros seguidos muy dolorosos, en la Jornada 8 perdió de manera increíble una ventaja de tres goles ante el América y sucumbió 4-3, y apenas en la fecha 10 Toluca se plantó en el estadio Azul para salir con la victoria por la mínima diferencia.

Luego del juego de esta tarde contra Veracruz, La Máquina tendrá tres juegos más en su feudo, en la Jornada 14 recibirá a Puebla y cerrará con dos juegos seguidos: enfrentará a Pachuca en la Jornada 16 y en la última le hará los honores a León.

Sin embargo, los problemas de Cruz Azul en su estadio datan de torneos más atrás. Desde que llegó Tomás Boy al timón de La Máquina, después de la Jornada 11 del Apertura 2015, el conjunto cruzazulino ha disputado 16 juegos como local, en los cuales solo pudo salir victorioso en cuatro ocasiones, empató en seis, y perdió en otras seis ocasiones.

De los 48 puntos que ha disputado Cruz Azul con el Jefe en su estadio, apenas logró sumar 18 puntos, para una efectividad del 37 por ciento.

PUNTOS NECESARIOS

La Liga ha entrado en su etapa definitoria. Solo quedan seis partidos más en disputa y Cruz Azul tendrá que conseguir al menos cuatro victorias y uno que otro empate para tener la posibilidad de llegar a la Liguilla.

Con 12 puntos sumados hasta el momento (producto de dos victorias y seis empates y tres descalabros), La Máquina debe aspirar a sumar de 25 unidades en adelante para asegurar un lugar a la fase final.

En los últimos torneos Cruz Azul ha tenido muchas dificultades para llegar a la barrera de los 25 puntos; es más, en el Clausura 2015 llegó a esa cantidad, pero por diferencia de goles quedó marginado de la Liguilla.

BOY Y EL PÚBLICO

Esta tarde también se dará el encuentro entre Tomás Boy y la afi ción de Cruz Azul, luego de todo el espectáculo que armó el entrenador el martes pasado en el juego de Copa Mx contra Mineros de Zacatecas.

Esa noche, el Jefe festejó con un baile el tercer tanto de su equipo (obra de Joffre Guerrón) con ademanes y gestos que parecían ir dirigidos en forma de burla hacia la tribuna. Al día siguiente Tomás aclaró que en realidad le estaba dedicando ese baile a los medios de comunicación que han mencionado que no hay una buena relación entre sus jugadores.

Pero el baile no fue lo único que hizo Boy esa noche. Al término del encuentro, y ya en las afueras del estadio antes de abordar el autobús de equipo, el Jefe se increpó con un par de aficionados, lo que provocó un momento muy tenso y la llegada de elementos de seguridad para calmar la situación.

Hay que recordar que en el estadio Azul Tomás Boy ha sido muy cuestionado por la irregularidad del equipo, al grado que en las últimos juegos de local en Liga la gente ha pedido su salida de la institución.

Hoy es el momento para que Cruz Azul despierte en su casa, de lo contrario la calificación se le esfumará una vez más.