Los ases de Cruz Azul

El chileno Felipe Mora y el español Égdar Méndez se perfilan para ser claves en el sistema de Jémez; uno es goleador y el otro fue una petición de Paco

Felipe Mora y Égdar Méndez serán los refuerzos de La Máquina
Felipe Mora y Égdar Méndez serán los refuerzos de La Máquina (Club U de Chile y Deportivo Alavés)

Ciudad de México

El plan original de Cruz Azul era reforzarse en el Régimen de Transferencias, pero ni Toluca le quiso vender a Enrique Triverio, ni Tigres a Ismael Sosa, por lo que de nueva cuenta recurrió al mercado extranjero.

La Máquina necesitaba gente de ataque y ya logró un acuerdo con el chileno Felipe Mora y el español Édgar Méndez; ahora, solo falta que ambos lleguen a México, pasen sus pruebas médicas y estampen sus firmas para que sean los últimos refuerzos del conjunto cruazulino.

Mora llega con el cartel de campeón goleador del futbol chileno y una de las promesas de aquel país, mientras que Méndez viene de vivir su mejor temporada como profesional con el modesto Alavés que pudo situarse a la mitad de la clasificación española y llegó hasta la Final de la Copa del Rey, torneo en el que Édgar fue goleador de su equipo.

Estas son las últimas cartas de Paco Jémez, quien buscará plasmar su sistema de juego con estas dos incorporaciones.

COMPLETA LA ARMADA CHILENA

Para esta temporada Cruz Azul tendrá una columna vertebral andina. En la defensa central estará Enzo Roco, en contención Francisco Silva, como extremo por izquierda Martín Rodríguez, y ahora, como centro delantero llega Felipe Mora.

Este enamoramiento de La Máquina hacia el futbol chileno no le ha salido barato, pero al menos se ha hecho de una base con reconocimiento, pues Roco, el Gato y Martín son seleccionados que en estos momentos están en la Copa Confederaciones, mientras que Mora es considerado una de las estrellas futuras. Es más, estuvo en el grupo que trabajó de cara a esta competición, pero al final no fue seleccionado.

De acuerdo a la prensa chilena, Cruz Azul pagó cuatro millones de dólares para cubrir la clausula de recisión de Felipe, pese al intento de la U de Chile de retenerlo; además, le ofreció un salario muy superior al que se paga en el futbol andino (65 mil dólares al mes).

Mora, de 23 años, llega como el actual campeón de goleo del futbol chileno. El pasado semestre marcó 13 tantos y fue clave en la obtención del título para la U de Chile.

La carrera de Felipe ha ido en ascenso. El centro delantero debutó en 2011 con el Audax italiano, equipo en el que permaneció hasta 2016. En total disputó 139 partidos y marcó 44 goles. Esos números alentaron que la U de Chile comprara su carta, aunque le dejó un porcentaje al Audax por alguna venta futura.

En la U tuvo un arranque flojo, pero en el segundo semestre explotó sus cualidades en el área para consolidarse como una de las piezas claves del equipo y una de las figuras del futbol local.

De entrada, Mora viene a competir la titularidad con el uruguayo Martín Cauteruccio, quien apenas pudo marcar un gol la temporada pasada. Ambos parten con las mismas posibilidades y se vislumbra que Cruz Azul tendrá la garantía de una gran competencia interna para el puesto de centro delantero.

LA PETICIÓN DE PACO

El otro refuerzo de Cruz Azul es el español Édgar Méndez. Futbolista de 27 años que se desempeña como volante por derecha y que fue una petición expresa de Paco Jémez para reforzar esa posición, ante la baja del ecuatoriano Joao Rojas.

Méndez se formó en la filial del Real Madrid, en el Castilla, equipo en el que estuvo la temporada 2008-09, y luego comenzó un largo andar por clubes de la categoría de Segunda División B (Tercera División) del futbol español: Atlético Ciudad, el Betis B, el UD Melilla, el Amería B. Luego llegó a Segunda con Real Jeán y el Tenerife.

Tuvo que esperar hasta 2014 para tener su oportunidad en la Primera División con Almería, que había comprado sus derechos federativos. En esa temporada jugó 30 de los 38 juegos de Liga y marcó cinco goles. Para el siguiente año, ante el descenso del Almería, Méndez fue comprado por el Granada, aunque solo participó en 15 partidos y no marcó gol.

Ante la poca actividad, Édgar fue vendido al Deportivo Alavés para la temporada 2016-2017, firmando su mejor torneo hasta el momento. El volante se convirtió en titular recurrente del equipo que llegó hasta la Final de la Copa del Rey y terminó en el noveno puesto de la clasificación.

Participó en 27 juegos de 38, y anotó seis tantos; en el torneo copero vio acción en seis partidos y marcó cuatro goles. Tal vez el más importante de ellos, fue el que le hizo al Celta en las semifinales de la Copa y que le valió a su equipo el boleto a la gran Final que disputó frente al Barcelona.

De acuerdo a la prensa española, Cruz Azul habría pagado cerca de tres millones de dólares por el futbolista, quien tenía todavía tres años de contrato con el conjunto del Alavés. También será el reencuentro entre Édgar y Paco Jémez, quienes solo coincidieron unos días cuando el técnico llegó al Granada y el volante decidió abandonar el club por su poca actividad. En ese entonces, Paco no vio necesario retenerlo, pero ahora, cree que es una pieza que puede aportarle a su Cruz Azul.

Méndez llegará como una gran incógnita. Sin cartel, pero con la confianza de Paco, que en esta temporada tiene un margen mínimo para equivocarse.