¿La última llamada?

Cruz Azul está obligado a sacar un buen resultado contra Monterrey, de lo contrario el proceso de Sergio Bueno en La Máquina podría llegar a su fin

Jugadores de Cruz Azul
Jugadores de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Llegó la hora de la verdad para el proyecto de Sergio Bueno con el Cruz Azul. Esta tarde, La Máquina afronta un partido crucial ante el Monterrey, en el que el resultado puede determinar el futuro del estratega, quien hace dos semanas recibió un voto de con­fianza por parte de la directiva para enderezar el rumbo a partir de esta jornada.

Después de la derrota ante América en la Jornada 7, los focos rojos se encendieron en el seno de La Noria, al grado que el lunes 31 de agosto hubo una reunión entre la dirigencia de Cruz Azul, encabezada por Guillermo Álvarez Cuevas, y Sergio Bueno; al ­ final, y pese a que todo apuntaba al cese del entrenador, se decidió darle otra oportunidad al estratega.

De esta manera, Bueno tuvo dos semanas para preparar a su plantilla de cara al duelo contra Rayados. Ahora, es imperioso el triunfo para cortar la racha de cuatro derrotas consecutivas que acumula el equipo, y así empezar a escalar en la tabla de general, antes que el boleto a la Liguilla sea prácticamente imposible de lograr.

FEDERICO CARRIZO NODEBUTARÁ esta jornada pordecisión técnica; el argentinofue la última incorporación delos celestes.

Sin embargo, en este lapso el cuerpo técnico encontró más di­ficultades que soluciones. El gran enemigo al que se enfrentó La Máquina fue la epidemia de lesiones que azotó el equipo.

La primera baja importante fue la del español Marc Crosas, quien se rompió el ligamento cruzado ante el América; después, mientras estaba con la selección mexicana, el Maza Rodríguez sufrió un problema en el menisco de la rodilla derecha, por lo que tuvo que ser operado; además, Julio César Domínguez no logró recuperarse de su molestia muscular, por lo que también se descartó para este ­ n de semana; por último, y para redondear las malas noticias, Emanuel Loeschbor se fracturó un dedo del pie y será baja un mes, cuando apuntaba a ser el líder de la zaga en esta jornada.


Por esa razón, sin su defensa titular, pero sí con casi todo su arsenal ofensivo, al Cruz Azul de Sergio Bueno no le queda otra más que ir a buscar el juego desde un principio, con la conciencia que es muy factible que le marquen goles, pero con la urgencia de meter más de los que pueda recibir.

Para el duelo más importante de su proceso, que puede marcar su continuidad o término, Sergio Bueno necesita que su Cruz Azul sea ese equipo agresivo e intenso que tanto desea.

LOS TRES DEBERES DE LA MÁQUINA

CUIDAR LA DEFENSA

Luego de las bajas de Julio César Domínguez y Francisco Javier Rodríguez, todo parece indicar que Bueno se la jugará con una defensa inexperta conformada por Juan Carlos García y Omar Mendoza, aunque es muy probable que el entrenador decida utilizar una línea de tres zagueros, por lo que Fausto Pinto acompañaría a los dos canteranos.

Hay que matizar que éste sería el segundo juego en la Primera División de García, así como el tercero de Omar Mendoza. La meta es muy clara: evitar que Monterrey exhiba esta línea y le propine una goleada que aumente la cifra de 14 goles que ha recibido el conjunto capitalino en estos siete juegos.

CONCENTRACIÓN MÁXIMA

Cruz Azul tiene muchos problemas defensivos, los cuales han sido producto de las fallas de concentración individuales y colectivas. Mucho se ha señalado el bajo nivel que han mostrado algunos elementos claves como Jesús Corona y el Maza Rodríguez.

Por ejemplo, Chuy se ha equivocado en dos tiros libres de larga distancia que terminaron en gol y en una salida muy apresurada en el segundo gol del América.

El Maza también tuvo fallas en la marcación que culminaron en anotaciones en contra. En lo colectivo, el equipo pierde mucho la concentración sobre todo en los primeros minutos del complemento, donde le han marcado una buena cantidad de goles.

APROVECHAR LAS OPCIONES

En el ataque la historia no es diferente para Cruz Azul. La Máquina es el cuarto equipo que más remates ha tenido en la Liga MX (105, de estos 43 han sido a portería); sin embargo, su contundencia es pésima, pues apenas ha podido marcar siete goles en igual número de partidos.

Al equipo de Sergio Bueno le toma 15 disparos para marcar un gol. Con estas dificultades no es raro que La Máquina esté en el antepenúltimo lugar.

Para este partido, Sergio Bueno ya podrá contar con elementos como Ariel Rojas y Fernando Belluschi, quienes podrían ir de inicio junto a Matías Vuoso y Jorge Benítez. Todo el arsenal celeste para salir de esta crisis.