¿Cruz Azul romperá su maldición?

La Máquina lleva casi dos años desde la última vez que consiguió dos triunfos consecutivos; hoy, ante Chivas tiene la posibilidad de volver a lograrlo.

Cruz Azul, durante su partido contra Xolos
Cruz Azul, durante su partido contra Xolos (Imago7)

Ciudad de México

Desde hace casi dos años Cruz Azul no puede ganar dos juegos seguidos en la Liga Mx, ahí una de las razones por las que La Máquina ya lleve seis semestres sin llegar a la Liguilla.

Fue el 8 de agosto de 2015, en la tercera jornada del Apertura de aquel año, cuando el conjunto cruzazulino –entonces dirigido por Sergio Bueno, sumaba su segundo triunfo de ese semestre al ganarle a León en el Estadio Azul, una semana antes había dado cuenta de visitante ante las Chivas del Guadalajara.

Esa fue la última ocasión que el aficionado cruzazulino pudo festejar dos victorias consecutivas, pues después de esa fecha han pasado 65 juegos en los que no lo ha podido lograr. En el Apertura 2015 le quedaron 14 compromisos y solo ganó tres veces más, pero de forma separada.

En el Clausura 2016, durante los 17 duelos de la fase regular, el conjunto dirigido por Tomás Boy tuvo cinco victorias en total, pero ninguna fue de manera consecutiva. Misma historia en el Apertura de ese año, en el que solo hubo cuatro triunfos.

Ya con Paco Jémez desde el Clausura 2017, Cruz Azul tampoco fue capaz de volver a ganar de manera consecutiva. En los 17 juegos, apenas se presentaron cinco triunfos, los cuales fueron en la Jornada 1, la 9, la 10 que se disputó semanas después de lo programado debido al paro arbitral, la 15 y la 17.

Ahora, La Máquina de Paco tiene la oportunidad de romper con ese impedimento, pues logró el triunfo en su primer juego de la temporada, al vencer 1-0 a Xolos en Tijuana. Aunque la tarea no será sencilla, pues su contrincante es el campeón Chivas, que siempre suele sacar buenos resultados en el Azul.

Si el conjunto de Jémez quiere ser protagonista, debe iniciar desde esta tarde, romper con dos años sin poder ganar de forma consecutiva. La oportunidad parece llegar en el momento justo.