Los factores del bache de Cruz Azul

De momento, La Máquina está fuera de los puetsos de Liguilla y a falta de tres jornadas en el CL16 debe recomponer el paso o ligará su cuarto torneo sin llegar a la fase final; las razones de esta debacle pasan por la falta de gol, lesiones y las modificaciones tácticas 

Jorge Benítez fue de más a menos; los festejos de gol quedaron en el olvido
Jorge Benítez fue de más a menos; los festejos de gol quedaron en el olvido (Mexsport)

Ciudad de México

El Cruz Azul de Tomás Boy ha perdido fuerza en el peor momento del semestre, justo en la recta final del campeonato, cuando los puestos para la Liguilla se definen. Dos derrotas consecutivas en la Liga han encendido las alarmas, y aunque el segundo tiempo que se hizo contra Santos puede catalogarse como esperanzador, la realidad es que el cierre que se avecina será muy duro para esta Máquina.

De las buenas sensaciones que generó el equipo en los dos primeros tercios del torneo, ahora han llegado las dudas, que mezcladas con el historial de fracasos que acumula Cruz Azul en estos 18 años sin título, provocan un gran escepticismo.

El plantel celeste tendrá la oportunidad de reavivar sus esperanzas en este cierre de torneo, aunque no será una tarea fácil, ya que de los tres juegos que le quedan, dos serán en calidad de visitante.

Este viernes Cruz Azul enfrentará a Veracruz de visita, en teoría el duelo más accesible debido a que los Tiburones han tenido una mala temporada en Liga y ya no tiene opciones de calificar; le sigue el compromiso contra Toluca, que tampoco ha sido regular, pero que en casa seguramente se estará jugando una de sus últimas opciones de Liguilla.

4 VICTORIAS tiene Cruz Azul a lo largo del Clausura 2016; siete empates y tres descalabros completan sus números.

Finalmente, La Máquina cierra en casa ante Tigres, el actual campeón del futbol mexicano, y que también se estará jugando su boleto a la fase final. Para esta recta final, el conjunto de Tomás Boy debe solucionar algunos problemas que se han presentado en este semestre.

SIN GOL EN 337 MINUTOS

La última vez que Cruz Azul marcó en la Liga fue en la Jornada 11 ante Atlas. Desde ese entonces, ha pasado 337 minutos sin que La Máquina –que en ese momento era de las mejores ofensivas– haya vuelto a marcar. Ni contra Pachuca, Dorados y Santos, el equipo de Tomás Boy pudo meter un gol.

El conjunto cruzazulino se ha quedado estancado en 22 anotaciones y esta es la principal razón por lo que ha desacelerado su marcha en el Clausura 2016. De no mejorar este aspecto, se ve muy complicado que llegue a la fase final.

LES LESIONES LO GOLPEARON

Y la gran causa por la que Cruz Azul dejó de anotar en estos últimos tres partidos fue por la baja de sus dos principales goleadores: Jorge Benítez, que lleva siete tantos en la temporada, y Christian Giménez que tiene cinco. También Víctor Vázquez estuvo fuera de circulación un partido.

La buena noticia para Tomás Boy es que Benítez y Vázquez ya están listos, incluso jugaron en el segundo tiempo contra Santos, aunque sin tanta intensidad; el único que falta es el Chaco Giménez, pero se esperan que esté en la penúltima jornada ante Toluca.

SIGUEN LOS EXPULSADOS...

Semanas atrás se avisaba que Cruz Azul era el peor equipo en cuanto a Fair Play se refiere, pues ya llevaba un número alto de expulsiones. La tendencia no bajó y justo en el bache del equipo se ha mantenido. En las últimas tres jornadas, La Máquina ha sufrido las bajas por tarjeta roja de Aldo Leao Rojas (Jornada 12 ante Pachuca) y Joffre Guerrón (por doble amarilla), así que este último se perderá el duelo del viernes contra Veracruz.

7 GOLES acumula el paraguayo Jorge Benítez, que no marca desde la fecha 11, ante el Atlas, en el estadio Jalisco.


En esta temporada el cuadro cementero lleva siete expulsados, además de 37 amonestados, lo que muestra lo ríspido o rápido que pierde la cabeza el equipo.

ES INCAPAZ DE VICTORIAS

El Cruz Azul de Tomás Boy no es capaz de ganar dos juegos consecutivos. Es más, desde que el Jefe llegó al timón de La Máquina en el semestre pasado no ha podido lograrlo. En total lleva 20 duelos dirigidos, de los cuales tiene solo seis triunfos, pero ninguno le sucedió al anterior.

Los empates han prevalecido, un total de 10, y solo cuatro derrotas, aunque las dos últimas muy importantes pues han estancado el paso del equipo. Otra de las tareas pendientes era ganar de visita en este torneo y Cruz Azul lo logró ante Atlas, pero en casa es donde se ha hecho débil al sumar solo dos unidades de las últimas nueve que ha disputado.

CAMBIOS QUE NO FUNCIONAN

Es cierto que la baja de sus dos mejores atacantes provocó que lógicamente Tomás Boy buscara soluciones; sin embargo, los resultados señalan que no ha logrado acertar. Probó con Vuoso ante Pachuca y luego puso a Guerrón como centro delantero –posición en la que tanto deseaba utilizar al ecuatoriano– ante Dorados y Santos; sin embargo, el gol nunca llegó.

Tal vez el momento más desesperado fue el de meter de cambio al Maza Rodríguez como centro delantero en lugar de Vuoso, lo que generó la molestia pública del atacante que pudo haber acarreado un malentendido innecesario e inestabilidad en el vestidor.