Cruz Azul, una Máquina humo

Ha surgido la versión que al conjunto celeste iría por lo servicios del Niño Torres; sin embargo, el Azul se ha distinguido por no hacer fichajes bomba en estos últimos años

Giovinco, Aspas y Torres
Giovinco, Aspas y Torres (AFP/Reuters)

Ciudad de México

Cada mercado de transferencias un sinfín de nombres de jugadores surgen para reforzar al Cruz Azul. Muchos toman fuerza en las redes sociales, pero al final de cuentas o quedan como meros rumores que al poco tiempo son desmentidos o son negociaciones que no se llegan a concretar.

Ahora, el último nombre que ha sonado con fuerza para reforzar a Cruz Azul es el del español Fernando Torres. El Niño, quien milita en el Atlético de Madrid, sería una petición expresa de Paco Jémez, según señala Marca, por lo que el club haría un gran esfuerzo económico para lograr su fichaje; incluso, se menciona que una comitiva celeste iría a tierras españolas para negociar directamente con el atacante.

 De concretarse este rumor, La Máquina rompería con una política que se impuso con la llegada de Eduardo de la Torre a la dirección deportiva, pues uno de sus propósitos es contratar elementos que puedan estar un largo periodo en la institución, situación que por la edad del Niño (33 años) sería complicado.

Además, Cruz Azul no es un club que suele desembolsar cantidades demasiadas altas en fichajes de jugadores, y más si se considera que para este torneo, la dirección deportiva busca cinco refuerzos. 

Eso sí, el fichaje no le costaría pues Torres termina contrato con el Atlético, pero su salario sería el que represente un gasto alto. Otro obstáculo es la sanción que afronta el conjunto español por parte de FIFA que le impide  realizar operaciones en este ventana de transferencias, por lo que buscaría mantener toda su plantilla.

EL HUMO DE LA MÁQUINA

Pero así como ahora suena Fernando Torres, en otros momentos han sonado jugadores de gran cartel que no llegaron a Cruz Azul. Por ejemplo, el torneo pasado sonó mucho el italiano Sebastián Giovinco, cosa que no pasó de ser solo un rumor de redes sociales. En esta temporada, también en esa plataforma surgió el nombre del español Iago Aspas, quien brilló con el Celta y apunta para llegar a algún equipo importante de Europa.

Otro nombre, que salió hace un par de años fue el del brasileño Gustavo Goulart, quien era un gran promesa en su país y su precio (15 mdd) era excesivo para La Máquina, al final se marchó al futbol chino.

Para el Apertura 2015 Cruz Azul sí hizo el esfuerzo de contratar al brasileño Luis Fabiano, veterano que tenía 33 años, pero el precio que puso Sao Paulo echó abajo la operación pese al deseo del futbolista de venir al balompié mexicano.

Caso similar, y en ese mismo semestre, pasó con el italo-argentino Daniel Osvaldo, quien ya tenía un preacuerdo con Cruz Azul, pero al final el jugador, que llegó a ser seleccionado argentino, prefirió irse al Porto de Portugal.

Y otros nombres que salieron como meros rumores están los de Víctor Valdés, Carlos Tévez, Guillermo Ochoa, Tiago Volpi, Paolo Guerrero, la Conquista Farfán, etc.

ROQUE, LA ÚLTIMA ‘BOMBA’  

La última vez que Cruz Azul recurrió a una contratación mediática fue con el paraguayo Roque Santa Cruz, quien llegó para el Clausura 2015.

A Roque lo avalaba su historial europeo, donde lo más destacado fue su estancia en el Bayern Múnich de la Bundesliga alemana; sin embargo, para esta contratación, La Máquina no desembolsó una gran cantidad de dinero, pues llegó a un arreglo con el Málaga (club en el que estaba Roque) para solo pagarle al paraguayo lo que le adeudaba la entidad española.

Para mala fortuna de Cruz Azul, Roque no rindió lo esperado y se la pasó más tiempo lesionado que en el terreno de juego; al final, salió al semestre siguiente, de nuevo al Málaga a préstamo, aunque tiempo después terminó por desvincularse del club español para irse al Olimpia de Paraguay.