Cruz Azul se llena de zagueros

En dos años La Máquina no contrató defensas centrales; ahora, para el Apertura 2016 tendrá hasta cinco en su plantilla, saturando esa posición

Ciudad de México

En Cruz Azul la necesidad siempre va un paso adelante de la planeación. Solo así se explicaría que durante dos años no haya contratado ningún zaguero central y ahora –cuando el Maza Rodríguez ha perdido toda la confianza de Tomás Boy y que al canterano Juan Carlos García Sancho aún le falta madurez para cubrir la posición con garantías– ha tenido que apostar todas sus baterías en tapar ese enorme hueco.

Para el Apertura 2016, La Máquina ha fichado al zaguero argentino Julián Velázquez y al chileno Enzo Roco (aún pendiente por firmar) para reforzar la zaga; sin embargo, un "problema de comunicación" provocó que Francisco Javier Rodríguez no se enterara con tiempo que no entraba en planes, por lo que tuvo que ser readmitido en el equipo.

De esta manera, La Máquina ahora tiene cinco zagueros en la plantilla, contando a los tres ya mencionados junto a Julio César Domínguez y García Sancho. Si el semestre pasado sufrió por no tener sustitutos suficientes, ahora en varios juegos algunos de sus zagueros ni siquiera irán a la banca. Pero no es la primera vez en los últimos años que La Máquina satura sus posiciones. Es más, parece una costumbre basada en la urgencia.

UN EQUIPO DESEQUILIBRADO

La última vez que Cruz Azul decidió contratar un zaguero fue en el Apertura 2014. Francisco Javier Rodríguez llegó para liderar una defensa que se convirtió en la mejor del futbol mexicano por dos torneos consecutivos.

En el Apertura 2014, el equipo solo recibió 15 goles en los 17 partidos de la fase regular; sin embargo, su paupérrima cuota goleadora (apenas 16 tantos) lo marginó de la Liguilla. Al semestre siguiente, de nuevo Cruz Azul se consolidó como la mejor defensa, ahora recibiendo 14 goles en 17 juegos, pero otra vez la poca contundencia (15 tantos marcados) provocó que el equipo no calificara.

El Maza Rodríguez y Julio César Domínguez fueron la pareja de centrales en ese lapso, complementados por Rogelio Chávez por sector derecho en el primer torneo, y luego por Gerardo Flores; por izquierda Fausto Pinto fue el constante. La efectividad defensiva provocó que en los últimos cuatro torneos la directiva de La Máquina se enfocara en reforzar la parte ofensiva, donde el equipo carecía de contundencia, tocando levemente el aparato defensivo.

Por ejemplo, en últimos cuatro torneos, de los 19 fichajes realizados (sin considerar los actuales), apenas se trajo al Maza como zaguero (Apertura 2014) y a Fabio Santos como lateral por izquierda (Apertura 2015), se contrataron tres medios de contención, y lo demás fue gente de ataque: ocho delanteros (centros o mediapuntas) y seis volantes ofensivos.


Muchos de estos elementos (12 para ser exactos) ya ni siquiera siguen en el equipo. Este desbalance fue notorio a partir del Apertura 2015, cuando el muro eficiente del Cruz azul, que llegó a promediar 0.85 goles recibidos por juego (o un tanto encajado cada 105 minutos), se desplomó por completo. En ese torneo las lesiones provocaron que el Cata Domínguez se ausentara varios partidos, y que el Maza se perdiera más de la mitad de la temporada; además, en las laterales hubo rotaciones.

El equipo fue un caos atrás y recibió 25 goles en 17 juegos, con fallas individuales muy claras. Jugadores complementarios fueron borrados como Fausto Pinto y Rogelio Chávez, y se dejó salir del club a Gerardo Flores. Muchos pensaron que en el Clausura 2016 Cruz Azul se reforzaría en este sector, pero no fue así y los resultados fueron claros: la defensa recibió 24 tantos, fue claro el rompimiento de Tomás Boy con el Maza, al que sentó en dos juegos y en el último lo retiró al mediotiempo.

Su defensa fue frágil, pues además de la zaga diezmada, en los laterales improvisó a Ariel Rojas por izquierda y no tuvo un recambio para Omar Mendoza por derecha. Ahora la situación cambió. Cruz Azul salió a buscar defensas en el mercado. Se llenó de ellos, de nuevo, como le ha pasado con otras posiciones.