Cruz Azul, otra vez en crisis

Justo en la recta final del campeonato, La Máquina ha entrado en una inercia negativa de resultados, lo que ha provocado que ponga en peligro su pase a la liguilla

'Chaco' Giménez dando instrucciones durante el partido contra Tigres
'Chaco' Giménez dando instrucciones durante el partido contra Tigres (Imago7)

Ciudad de México

Hace un mes el Cruz Azul de Paco Jémez parecía encaminado a la liguilla. Sin ser el mejor, pero con un aceptable funcionamiento, La Máquina había logrado una racha importante de juegos oficiales sin derrota (16 en total) que elevaron su confianza y daba la impresión que podría llegar a la fase final sin contratiempos para romper de esta manera una sequía de tres años en los que el club no había podido calificar.

Sin embargo, de nueva cuenta Cruz Azul ha caído en una crisis de funcionamiento y resultados que amenazan seriamente su boleto a la liguilla. Sí, otra vez el conjunto celeste está inmerso en uno de esos momentos de letargo que en la historia reciente le han provocado tanto año.

El juego contra Tigres fue la fehaciente muestra de que La Máquina de Jémez se ha desviado del camino que traía. El equipo cementero se puso arriba del marcador muy pronto y de inmediato se dedicó a defender esa mínima ventaja, luego llegó el grosero error de Ángel Mena que le permitió a los felinos empatar a través de la vía penal y dejó con un hombre menos a los celestes; en el segundo tiempo Tigres le dio la vuelta al juego y aunque Cruz Azul mejoró, no tuvo contundencia y terminó por perder.

De esta forma, La Máquina se ha complicado todo. Con 21 puntos y gracias a los tropiezos de otros equipos, el cuadro cruzazulino aún se sostiene con alfileres en el octavo lugar de la clasificación, pero necesita sumar forzosamente en los últimos dos encuentros que le quedan (la visita al Morelia y el juego contra Veracruz en casa) para asegurar su lugar en la fase final.

Un escenario complicado, pues a todas luces el conjunto de Jémez viene a la baja de manera alarmante. Las palabras incendiarias del entrenador en las últimas dos semanas -las cuales denotan una gran dosis de desesperación-, los errores grupales e individuales que ha cometido La Máquina, la baja de juego de algunos referentes, así como el peso de la historia reciente, tienen a este Cruz Azul más cerca del colapso que de la resurrección.

En estos dos partidos está en juego el proceso de Paco Jémez. En caso de calificar, el entrenador español tendrá en sus manos la decisión de renovar o no por un año más; de lo contrario, si se concreta el fracaso de no llegar a la liguilla, entonces, la directiva seguramente tomará la determinación de concluir la relación con Paco.

LAS SEÑALES DE LA DEBACLE

1) LA MALA PRODUCTIVIDAD

En los últimos seis juegos, el Cruz Azul de Paco Jémez apenas ha sido capaz de obtener dos victorias. Es decir, de los 18 puntos en disputa, solo logró rescatar seis. Esa es la principal razón por la que hoy ve de manera angustiosa el camino hacia la liguilla por el título de Liga. Luego de 16 juegos oficiales sin perder, para la Jornada 11, La Máquina fue vapuleado por Pachuca (4-0), y ahí ha caído en otras tres ocasiones: América (3-1), Lobos BUAP (3-0) y Tigres (2-1). Solo le pudo ganar a Pumas (4-1) y en un juego muy polémico a Querétaro (2-1), aunque hay que aclarar que estos dos equipos han sido de los peores del campeonato.

Es cierto que hasta antes de esta mala racha a Cruz Azul le costaba trabajo ganar sus juegos, pero al menos solventó la mayoría con empates que lo mantuvieron a flote en los puestos de liguilla.

2) LOS SEÑALAMIENTOS DE JÉMEZ

La situación por la que atraviesa Cruz Azul ha quedado de manifiesto en las declaraciones que ha hecho Paco Jémez en las últimas dos semanas. Luego de la primera goleada que recibió ante Pachuca, en la que asumió toda la responsabilidad y la culpa, ahora el técnico español ha lanzado los dardos hacia su plantel. Sí, se incluye en el paquete, pero está claro que el mensaje va dirigido a su plantilla. Ante Lobos dijo "hoy hemos dejado muy en claro que no somos un equipo grande". Y contra Tigres, aseveró que "parece que tenemos que generar las ocasiones favorables para el contrario nosotros cuando él no es capaz de generarlas, eso sí me molesta y lo tenemos que evitar porque parecemos estúpidos", dijo de los errores individuales.

3) ERRORES DE LOS JUGADORES

Si el mensaje de Paco Jémez de las últimas dos semanas ha ido directamente hacia sus jugadores, es por la sencilla razón de que Cruz Azul ha cometido errores muy puntuales. Por ejemplo, en el juego contra Lobos BUAP, la defensa integrada por Julián Velázquez y Julio César Domínguez hizo completamente agua. Luego, en el partido de Copa ante América (aunque no es de la Liga, es parte del mal momento celeste), el referente de este equipo, Christian Giménez, hizo una barrida aparatosa en un costado de la cancha sobre Paul Aguilar; sí, fue exagerada la expulsión, pero el Chaco dio pie con la imprudente jugada. Este fin de semana, Mena coronó estos errores con la mano que cometió en el área de manera ridícula, al intentar protegerse de un pelotazo.

4) DESASTRE DEFENSIVO

Hasta la Jornada 9 Cruz Azul había sido una de las mejores defensas del futbol mexicano. En este lapso, el equipo cruzazulino solo había recibido siete tantos; sin embargo, en los últimos seis juegos llegó el colapso de esta línea al recibir el doble: 14 anotaciones. La que había sido una de las grandes virtudes del equipo de Paco Jémez, ahora es su punto débil. Es cierto, el entrenador ha tenido que hacer algunos cambios, pero no ha encontrado la solidez de la primera parte de la temporada. A veces juega con Enzo Roco y Julián Velázquez, en otras ocasiones entra Julio César Domínguez por alguno de estos dos, o decide apostar por la línea de tres zagueros. Como sea, la defensa de La Máquina ha perdido garantías y se ha vuelto vulnerable en el momento más importante de la Liga.

5) BAJA DE JUEGO

Este Cruz Azul ha dejado de ser el equipo eficiente de las primeras jornadas y sus figuras han dejado de lucir. En estos últimos juegos ya no se menciona el gran nivel con el que llegó el español Édgar Méndez o la contundencia que mostraba Felipe Mora, la cual le arrebató la titularidad a Martín Cauteruccio; tampoco Martín Rodríguez ha logrado ser un jugador más regular en sus actuaciones. También está el caso de Ángel Mena, quien fue lo mejor que tuvo el equipo el semestre pasado, pero en esta temporada solo ha mostrado a cuenta gotas su talento. En fin,el nivel de muchos jugadores de Cruz Azul ha venido a la baja conforme ha avanzado el campeonato, en lugar de que ocurriera todo lo contrario, esto por supuesto que repercute en el desempeño colectivo.

6) LA HISTORIA DE SIEMPRE

El principal enemigo que tiene Cruz Azul es su pasado. La Máquina pelea contra sus propios fantasmas y traumas. Aunque públicamente todos los jugadores y cuerpo técnico niegan la influencia de este factor, lo cierto es que en este equipo la presión acumulada llega a jugar en contra en un momento determinado. Tal parece que las sensaciones de los fracasos recientes han aparecido justo en la etapa crucial de esta temporada. El equipo de Jémez ya no se nota con la soltura de las primeras jornadas, es más pareciera un equipo temeroso a equivocarse. Contra Tigres dio la impresión que quería cuidar su ventaja de un solo gol, cuando una y otra vez el técnico se ha ufanado de siempre querer ir por más. También, a este plantel le cuesta mucho levantarse de los golpes que recibe primero. Sencillamente, la historia de siempre.