Copa MX, un 'volado' para Cruz Azul

En el lapso de los próximos cuatro días, el paso de La Máquina en el presente semestre podría tomar dos vertientes: La confirmación o el hundimiento

El juego de Copa ante América y el de la Fecha 15 ante Tigres serán fundamentales para determinar el alcance de Cruz Azul para el fin de la campaña
El juego de Copa ante América y el de la Fecha 15 ante Tigres serán fundamentales para determinar el alcance de Cruz Azul para el fin de la campaña (Mexsport)

Ciudad de México

En los próximos cuatro días Cruz Azul se jugará gran parte de sus aspiraciones en este semestre, además de poner en juego la credibilidad de su proyecto y los verdaderos alcances del equipo en la recta final de la temporada, sobre todo pensando en una posible liguilla.

Al conjunto cementero, como bien se sabe, suele complicársele mucho los cierres de torneo, es por eso que los duelos ante el América, en la Copa, y ante los Tigres, en la Fecha 15, van a definir mucho de los verdaderos alcances del equipo. Si realmente es un contendiente o sus posibilidades son mínimas.

UN PASO DECISIVO

El duelo que sostendrán ante las Águilas será un parteaguas para determinar el posible rumbo que –para bien o para mal- tomaría Cruz Azul en la recta final del certamen. Su reivindicación y confirmación, o bien, su perdición.

Ambas circunstancias no son desconocidas para el conjunto de La Máquina; ha vivido el repunte y la caída producto del certamen de Copa, más específicamente durante las gestiones de Guillermo Vázquez y de Tomás Boy, en donde experimentó escenarios similares a los que actualmente se le presentan.

CLAUSURA 2013

Tras 12 Fechas transcurridas en este certamen, la permanencia de Guillermo Vázquez al frente de Cruz Azul estaba en duda; los de la Noria estaban en el treceavo lugar de la tabla general, con tan sólo 14 de 36 puntos posibles.

En este lapso, La Máquina había mantenido el invicto hasta la jornada 6, sumando 10 puntos. Tras esto, los Celestes perdieron cuatro de sus siguientes seis partidos, ante rivales como Pachuca, Tigres, América y Atlas, sumando cuatro de 18 puntos (Ganó ante el Atlante y empató contra Jaguares).

Al mal paso de Cruz Azul se le cruzó la Semifinal de la Copa MX, torneo en donde el equipo venía cosechando buenos resultados, ya que entre los partidos de la Fase de grupos y los Cuartos de Final, los Celestes habían ganado seis de siete encuentros; sin embargo el rival que enfrentarían sería el América en el Estadio Azteca, equipo que los había goleado por marcador de 3-0 pocos días atrás en la jornada 9 del torneo regular, algo muy parecido a lo que se enfrenta en este torneo.

Ante todos los pronósticos La Máquina de Vázquez sacó el duelo, luego de empatar 1-1 en el tiempo reglamentario, teniendo que vencer en la tanda de penales a las Águilas por resultado de 4-5.

Tras este duelo, el Azul tomó una gran inercia; ganó el resto de sus partidos del torneo, escalando del lugar 13 al 5 en la tabla, terminando con 29 puntos, en un lapso poco mayor a tres semanas. Este paso se reflejó en la Liguilla; Cruz Azul venció a Monarcas y a Santos, metiéndose hasta la Final.

CLAUSURA 2016

La historia de la Copa se volvió a repetir en el Clausura 2016, sin embargo en esta ocasión fue para mal.

En aquel torneo, los Cementeros llevaban un paso bastante convincente, ya que después de 12 jornadas, el equipo se mantenía con una regularidad tanto en resultados como en la posición de la tabla, sumando 19 puntos, situándose entre el tercero y el quinto lugar general. En la Copa, se colocaba como el mejor equipo del certamen.

Luego eliminar al FC Juárez en Cuartos de Final, La Máquina de Boy, con la etiqueta de favorito, se encontró con el Necaxa en el Estadio Azul. Para sorpresa de Cruz Azul, los hechos tomaron un cauce muy distinto, al caer 2-3 ante los Rayos.

Tras ese encuentro, en tan sólo 31 días, los celestes pasaron del cuarto sitio general al noveno, al perder cuatro de sus últimos cinco partidos.

APERTURA 2017

En los próximos cuatro días, el Cruz Azul vivirá el momento vivirá el lapso más decisivo en este certamen, mismo que lo podría catapultar rumbo a la liguilla, afianzándolo dentro de los mejores ocho de la tabla general, o bien, ver como sus oportunidades de meterse a la fase final se le escurren de las manos, otra vez.

En caso de ganar, La Máquina recibiría un autentico tanque de oxígeno para el cierre de campaña, además de una buena carga de credibilidad, tanto para el equipo como para el técnico, y la oportunidad de reconciliarse con su afición. El equipo se acercaría a la clasificación y se perfilaría como candidato para ganar la Copa.

La derrota agudizaría la incertidumbre del equipo y pondría en jaque su clasificación a la liguilla.