El día que el Chaco se volvió ídolo de Cruz Azul

El 3 de octubre del 2010 fue la fecha en la que Christian Gimémez quedó enmarcado como el último gran emblema de La Máquina

Gol del Chaco Giménez contra el América el 3 de octubre del 2010
Gol del Chaco Giménez contra el América el 3 de octubre del 2010 (Mexsport)

Ciudad de México

Fue hace más de siete años, en el Bicentenario 2010, cuando Cruz Azul hizo oficial el refuerzo de Christian Giménez a petición de Enrique Meza, técnico que lo dirigió por lapso de tres años en el Pachuca, en donde ganó el Clausura 2007, la Copa Sudamericana 2006, dos títulos de Concacaf y una Superliga.

En su primer torneo con los celestes, el argentino sólo pudo anotar dos tantos con el Azul. Sin embargo, para el Apertura, empezó a dar sus creces, ganándose su lugar como ídolo de Cruz Azul el 3 de octubre del 2010, luego de convertir el gol con el que los Celestes, por primera vez en siete años, derrotaron al América.

El tanto vino al minuto 52' del encuentro, luego de que Javier Aquino cobrara un saque de banda, el cual rebotó y llegó hasta la ubicación de Giménez, quien con un potente disparo de pierna derecha, venció a Guillermo Ochoa.

La Máquina terminó como líder indiscutido, teniendo a Christian Giménez como el mejor jugador de la liga. Clavó ocho tantos en el Apertura 2010, el cual quedará como uno de los mejores certámenes que dio durante sus siete años con la institución cementera.

A partir de ahí, Giménez se distinguió como uno de los futbolistas que más sintió los colores celestes. Con el conjunto cementero, el ‘Chaco’ disputó 16 torneos, fue Campeón de la Copa MX del Clausura 2013 y Campeón de la Concachampions 2013-2014.