Deberes de Cruz Azul

La Máquina inicia hoy su participación en el Apertura 2015 con Sergio Bueno a la cabeza; el objetivo es el mismo de los últimos 18 años: el título de Liga

Sergio Bueno al inicio del torneo
Sergio Bueno se estrenará en el A15 con Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

A partir de esta tarde, Sergio Bueno se convertirá en el doceavo entrenador que se sienta en el banquillo de Cruz Azul en estos casi 18 años que han transcurrido desde su último título de Liga, en el ya lejano Torneo Invierno 1997. El deber del nuevo estratega es el mismo que el de sus antecesores: romper la sequía de campeonatos.

No hay más. Sin embargo, Sergio Bueno también tendrá que cumplir una serie de objetivos que imperan en el conjunto cruzazulino, luego de dos temporadas de fracaso en la que mostró la peor de sus versiones.

Lo más importantes será alejar rápidamente la imagen que quedó del equipo de Luis Fernando Tena en los torneos Apertura 2014 y Clausura 2015, donde se caracterizó por ser un cuadro muy irregular, sin protagonismo ni contundencia, y que acabó divorciado de su tribuna.

MÁS BAJAS Y AÚN SIN DELANTERO

Tras las bajas por lesión de Christian Giménez y Gerardo Flores, Cruz Azul tampoco podrá contar con el argentino Fernando Belluschi, cuyo pase internacional aún no llega a la Liga Mx para el arranque de la temporada.

Además, La Máquina sigue sin cerrar la contratación de alguna de las dos plazas de extranjero con las que cuenta y las cuales serán empleadas en delanteros. El miércoles, Guillermo Álvarez Cuevas anunció que estaban cerca de cerrar alguna de estas contrataciones, pero hasta el momento no se ha oficializado ninguna.

De los nombres que se han mencionado en últimos días están los del hondureño Antonhy Lozano y el brasileño Nilmar.

REFUERZOS QUE RINDAN

Cruz Azul se reforzó para tener casi dos jugadores por posición. De esta manera llegaron Marc Crosas, Lucas Silva, Richard Ruiz, Fabio Santos, Ariel Rojas y Fernando Belluschi.

Jugadores de calidad comprobada que intentarán borrar los fi ascos que representaron jugadores como Aníbal Zurdo, Hernán Bernardello, Carlos Lizarazo e, incluso, el propio Roque Santa Cruz, que llegaron en el último año y quedaron a deber.

REGRESAR EL PROTAGONISMO

Para Cruz Azul ha sido un golpe muy duro el no poder calificar en los últimos dos torneos, sobre todo en el Clausura de este año en el que no tuvo otra competencia.

La Máquina no solo tiene la obligación de calificar en esta temporada, sino la de terminar en los primeros lugares porque un objetivo del club es conseguir un boleto a la próxima Copa Libertadores.

CONQUISTAR EL TÍTULO

Sergio Bueno fi rmó por un año, por lo que deberá dar resultados de inmediato para alargar su continuidad en La Máquina. El título es una obligación.

Desde el Invierno 1997 han pasado 11 entrenadores: Luis Fernando Tena (en tres etapas), José Luis Trejo, Mario Carrillo, Enrique Meza (dos etapas), Romano, Isaac Mizrahi, Markarián, Galindo, Guillermo Vázquez, así como los interinatos de José Luis Saldívar y Robert Siboldi.

BUSCA SER UN EQUIPO GOLEADOR

En el último año Cruz Azul fue un equipo sin gol. En el Apertura 2014 marcó 16 goles en 17 juegos y en el Clausura solo anotó 14. Por esa razón, Sergio Bueno quiere que el sello de este Cruz Azul sea su ofensiva y su productividad. Toda la reestructuración que tuvo la plantilla fue para hacer una Máquina de goles, aunque le faltan dos delanteros más.

CONVENCER A LA AFICIÓN

El semestre pasado y con la llegada de Roque Santa Cruz, la afición de Cruz Azul se hizo presente en su estadio; sin embargo, el paso irregular del equipo, así como el aumento de precios en las localidades para la Jornada 13 provocaran que la gente se alejara por completo. Por ejemplo, de un promedio de 25 mil aficionados por juego, Cruz Azul pasó a 11 mil. Ahora, será una incógnita, pues hubo otra alza de precios.