Cruz Azul va por otro cierre perfecto

Para calificar a la Liguilla, La Máquina de Caixinha necesita ganar sus últimos cinco compromisos del torneo, algo que solo ha logrado una vez en los 43 torneos que se han jugado hasta ahora desde 1996

Cruz Azul necesita ganar sus últimos 5 partidos para meterse a la Liguilla
Cruz Azul necesita ganar sus últimos 5 partidos para meterse a la Liguilla (Imago7)

Ciudad de México

La Liguilla se le escapa poco a poco a Cruz Azul de las manos. El viernes, Pedro Caixinha hablaba de manera clara sobre los números que necesitaba su equipo para llegar a la fase final; en ese momento y previo al juego contra Pumas, el portugués calculaba que necesitaba 15 de los últimos 18 puntos que quedaban en disputa.

Luego llegó el juego contra Universidad y La Máquina apenas y pudo conseguir el empate en el último minuto. Un punto que ayuda en muy poco, casi en nada a las aspiraciones celestes, pues ahora necesita –siguiendo con los cálculos de Caixinha– sumar 14 de las últimas 15 unidades que restan.

En pocas palabras, Cruz Azul debe ganar los últimos cinco juegos que le quedan para llegar a 27 puntos y no depender de nadie; si empata alguno de estos compromisos su cosecha será de 25 y tendrá que esperar resultados, misma suerte si es que pierde en este último tramo, pues con 24 las probabilidades de quedar fuera son muy altas.

"Sigo pensando que la Liguilla sí es una posibilidad para este equipo", dijo Pedro después del empate contra Pumas. Sin embargo, el portugués debe tener muy claro que solo en una ocasión La Máquina ha logrado cerrar con cinco triunfos consecutivos desde la implantación de los torneos cortos en el Invierno de 1996. Solo una vez, en el Clausura 2013, cuando el Cruz Azul de Guillermo Vázquez también necesitaba un cierre perfecto para calificar.

LA PERFECCIÓN DE MEMO

Solo una vez en estos 43 torneos cortos que se han disputado desde el Invierno 1996, Cruz Azul logró terminar con una racha de cinco victorias, tal como la que necesita ahora para meterse a la Liguilla. Fue en el Clausura 2013, cuando el equipo que en ese entonces dirigía Guillermo Vázquez consiguió el cierre perfecto para avanzar a la fase final, incluso, la buena racha le alcanzó para llegar hasta la disputa por el título, mismo que perdió ante América en penales.

En ese semestre La Máquina tuvo un arranque flojo, que le llevó a sumar apenas 14 puntos luego de 12 partidos disputados (dos más de lo que en este momento lleva el conjunto de Caixinha), pero a partir de la Jornada 13 ya no volvió a perder; primero le ganó de visita a Querétaro (1-2), luego goleó a Tijuana por 5-0, a la siguiente jornada fue al Nemesio Diez y se impuso al Toluca (0-2), en la penúltima fecha batalló, pero se venció a Santos por la mínima y finalmente terminó la fase regular con una goleada a domicilio (1-5) sobre Monterrey. En este lapso anotó 15 goles y solo recibió dos.

Con ese cierre Cruz Azul terminó con 29 puntos y calificó en el quinto lugar de la clasificación. Ahora, si La Máquina de Caixinha logra un cierre idéntico, alcanzará los 27 puntos, cifra suficiente para estar en la disputa por el título de Liga.

OTROS BUENOS CIERRES

Tal como se ha mencionado, La Máquina solo ha logrado un cierre perfecto en sus últimos cinco juegos de la temporada; en otros semestres se quedó cerca, pero no logró el cien por ciento de efectividad como el que ahora requiere.

Por ejemplo, en el Invierno 1998 Cruz Azul tuvo uno de sus mejores cierres al sumar 13 de los últimos 15 puntos que tuvo en disputa. En ese semestre el conjunto de Luis Fernando Tena concluyó con cuatro triunfos y un empate sus últimos cinco juegos del torneo; le ganó a Morelia, América, Toros Neza y Monterrey, y en la última jornada igualó con Pumas. En este lapso anotó 13 tantos y solo recibió uno en contra. Hay que aclarar que La Máquina fue el mejor equipo de esta temporada y finalizó como líder con 40 puntos.

Pasaron ocho años para que Cruz Azul volviera a tener un cierre como el anterior. En el Apertura 2006, el equipo que ahora era dirigido por Isaac Mizrahi concluyó con una racha de cuatro triunfos y un empate en sus últimos cinco compromisos; es decir, ganó 13 de 15 puntos. En este semestre tuvo un buen arranque de cuatro triunfos, luego entró en un bache en el que solo sumó dos unidades de 21 disputados, pero su buen cierre (16 de 18 puntos) le permitió calificar como primer lugar de la competencia.

En el Clausura 2008, ya con Sergio Markarián en el timón celeste, La Máquina tuvo otra buen cierre de torneo al hilvanar cinco triunfos seguidos, de la Jornada 12 a la 16, y concluir con una derrota ante el Atlas; es decir, hizo 15 de 18 unidades, lo que provocó que concluyera en el tercer lugar de la clasificación.

Un año y medio después, en el Apertura 2009, Enrique Meza logró que La Máquina llegara embalada a la Liguilla con una racha de cuatro triunfos seguidos, luego de haber perdido con Gallos Blancos en la Jornada 13. Esos 12 puntos ayudaron a que La Máquina terminara como sublíder del campeonato con 33 puntos.

Otro gran cierre que tuvo La Máquina fue en el Invierno 2000 cuando sumó 11 unidades de los últimos 15 que se jugaron, producto de tres victorias y dos empates. De nueva cuenta, en este semestre el conjunto celeste cerró como el mejor de la fase regular con 33 puntos.