Cruz Azul, a punto de otro torneo sin liguilla

Obligado a un cierre perfecto, 'La Máquina' tiene pocas posibilidades de avanzar a la 'fiesta grande' del balompié nacional, sobre todo por algunas deficiencias que ha mostrado en la temporada

Cruz Azul se está quedando sin opciones para avanzar a la liguilla
Cruz Azul se está quedando sin opciones para avanzar a la liguilla (Mexsport)

Ciudad de México

En estos momentos Cruz Azul está más cerca de quedarse de nueva cuenta sin calificar a una Liguilla que lograrlo. Los números son aplastantes en este Clausura 2018: La Máquina sólo ha sumado 12 puntos de 36 que se han disputado, es decir, apenas un paupérrimo tercio de efectividad.

Estas 12 unidades las ha cosechado luego de apenas dos victorias, seis empates y cuatro derrotas; con 14 goles a favor y 13 en contra, razón por la que ahorita se encuentra en el lugar 14 de la tabla general.

Esta falta de productividad ha generado que el conjunto de Pedro Caixinha esté solo a una derrota de quedar virtualmente fuera de la fase final; incluso, el propio técnico portugués fue el que dejó muy claros los números que necesitaba su equipo en este cierre de torneo. Previo al juego contra Pumas, el lusitano calculaba 15 de los 18 puntos que quedaban en disputa; ahora, con el empate que sumó ese día, las cuentas para La Máquina arrojan que requiere de 14 de los últimos 15 puntos que le restan. Es decir, no puede volver a perder.

Y sí, el escenario es muy complicado, pero no imposible. Ya en una ocasión Cruz Azul logró meterse a una Liguilla con un buen cierre de cinco triunfos consecutivos. Fue en el Clausura 2013, cuando lo dirigía Guillermo Vázquez; es más, dicha racha provocó que el equipo llegara en gran nivel a la Liguilla, instalándose hasta la Final, misma que perdió de manera increíble y dolorosa ante el América.

Pero volviendo a la versión actual de La Máquina, las cosas se ven más pesimistas ahora, pues esta institución se ha acostumbrado más al fracaso que a otra cosa en los últimos años. Aún así, habrá que ver si le alcanzará al equipo de Pedro Caxinha para meterse a la fase final, ya que eso marcará su primer semestre en el equipo, que por ahora ha sido decepcionante.

Tal como lo dijo el entrenador, a Cruz Azul le quedan cinco finales en las que intentará la hombrada de calificar; en caso de no hacerlo, al menos la continuidad del entrenador está garantizada, no así de algunos directivos y podría venirse también una sacudida en el plantel.

3 RAZONES PARA CREER

1) UN ESTILO DEFINIDO

La principal virtud que tiene Cruz Azul en este momento es que ya tiene un estilo definido. Pedro Caixinha ha repetido un mismo sistema de juego (1-4-2-3-1) en toda la temporada; aunque en las primeras ocho jornadas no pudo hacerlo con un mismo once; ya en los últimos compromisos ha logrado repetir una alineación titular. La Máquina sabe a qué juega en lo referente a las transiciones en ofensiva y defensiva, aunque su gran pendiente sigue siendo la definición de jugadas, pues aunque ha incrementado la generación de opciones, falla en demasía.

2) MEJORÍA EN SU JUEGO

Desde el juego frente a Monterrey, Cruz Azul ya mostraba cierta mejoría en su funcionamiento; es más, en las últimas jornadas, ha incrementado el número de oportunidades frente a la portería rival. Contra Pachuca firmó su mejor juego de la temporada, en el que fue muy contundente; sin embargo, este mismo nivel a la ofensiva no lo pudo mantener frente a Pumas, un duelo clave en sus aspiraciones. Le quedan América, Lobos BUAP, Tigres, Morelia y Veracruz para ser un equipo contundente, de lo contrario no calificará.

3) EL APOYO DE SU PÚBLICO

Los malos resultados de la primera mitad del campeonato había provocado que la gente se alejara del Estadio Azul; sin embargo, en los últimos dos partidos (Pachuca y Pumas) la afición regresó para apoyar a su equipo, algo que quedó de manifiesto más en el juego contra Universidad. A La Máquina solo le quedan dos juegos más en el Estadio Azul en su historia (frente a Lobos BUAP y Morelia), así como tres visitas, y salvo la de Tigres en la fecha 15, en las demás puede igualar en cantidad de aficionados a sus oponentes.

3 RAZONES PARA DUDAR

1) NO HILVANA VICTORIAS

Cruz Azul pasó dos años sin conseguir dos victorias consecutivas. En el Apertura 2017 lo consiguió de la mano de Paco Jémez. Ahora, en este torneo, de nueva cuenta ha tenido esas dificultades para ganar juegos, es más, apenas en este campeonato tiene dos victorias de Liga, más una que tuvo en la Copa; es decir, tres triunfos en el semestre. Para lograr la calificación, necesita ganar no solo dos juegos, sino cinco, algo que no logra desde el Clausura 2014, cuando logró una importante racha de ocho triunfos seguidos (de la fecha 2 a la 9).

2) JUGADORES INTERMITENTES

Por las lesiones, Pedro Caixinha no pudo repetir una alineación sino hasta el juego contra Querétaro. Sin embargo, también es evidente que muchos jugadores han sido intermitentes en la temporada. Está el caso de Ángel Mena, a quien Pedro exhibió públicamente, algo que le funcionó pues el ecuatoriano encontró regularidad y ahora es de sus hombres titulares. Hay otros casos, como el de Walter Montoya y Carlos Peña –refuerzos para este torneo– que han quedado a deber con su funcionamiento. El argentino ha dado chispazos, pero el Gullit, no.

3) LA HISTORIA RECIENTE

El principal enemigo de Cruz Azul es su propio pasado, ese que cruelmente señala que no ha sido campeón en los últimos 20 años, o de manera más reciente, que apenas lleva una Liguilla en los últimos siete torneos (el del Apertura 2017). Cuando Cruz Azul logró calificar en el Clausura 2013, con esa racha de cinco victorias, vivía en un tiempo en el que el equipo solía jugar Liguillas e incluso perder finales (le decían el subcampeonísimo); ahora la historia es muy contrastante y a este conjunto le cuesta demasiado terminar entres los primeros ocho.