Más allá del coaching en Cruz Azul

La Máquina de Pedro Caixinha mostró la contundencia que no había tenido; además, el portugués por fin ha encontrado un once que ha podido repetir

Foto oficial de grupo del equipo Cruz Azul
Foto oficial de grupo del equipo Cruz Azul (Imago7)

Ciudad de México

De repente el Cruz Azul de Pedro Caixinha despertó. La victoria sobre Pachuca por 5-0 sorprendió a propios y extraños, lo que provocó que de inmediato se hablara mucho de la influencia que había tenido el coaching Bernardo Ángulo, quien desde la semana pasada ya viene trabajando de manera formal con el equipo.

Sí, es cierto que debe darse cierto crédito al trabajo que ha comenzado el coaching deportivo; sin embargo, con tres sesiones realizadas (dos de la semana pasada y una más de ésta) es complicado afirmar que la transformación que se vio con La Máquina es cien por ciento de su autoría; es más, el mismo Pedro argumentó –después del encuentro– que todo es parte de un proceso y que le da lo igual sí le dan el mérito al trabajo mental que se está haciendo, siempre y cuando los resultados empiecen a llegar.

Lo cierto es que Cruz Azul tuvo una tarde redonda el sábado pasado en el Azul, en la que la primera oportunidad que tuvo terminó en gol, así como la segunda y la tercera. También aprovechó las facilidades que le brindó Pachuca, que si bien llegaba en ese momento como la mejor ofensiva del campeonato, en el plano defensivo era de los peores cinco del torneo, algo que se vio reflejado de manera clara.

Eso sí, se notó en el equipo cruzazulino una confianza renovada, los jugadores se vieron más decididos a la hora de pelear por cada pelota; las combinaciones que antes no salían, ahora se daban de manera natural. Pedro Caixinha tardó 12 partidos (entre Liga y Copa) en encontrar a su once titular, y ante los Tuzos solo hizo un ajuste, que parece ser el que le faltaba: el enganche.

Luego de probar ahí a varios elementos como Carlos Fierro, Walter Montoya, Carlos Peña y Martín Cauteruccio, de nuevo Pedro le dio la confianza al argentino Montoya, quien respondió brindando el mejor juego desde que aterrizó a La Máquina.

¿LE ALCANZARÁ?

Ahora la gran pregunta que todos los aficionados celestes se hacen, es si este despertar de Cruz Azul alcanzará para que el equipo se clasifique a La Liguilla; sobre todo, porque nunca ha podido llegar a una fase final luego de tener un comienzo tan flojo como el que ha registrado en este Clausura.

Con 18 puntos más en disputa, La Máquina solo aspira a sumar 29 en total –apenas tiene 11–, y en los últimos torneos el mínimo para entrar a la disputa por el título ha ido de los 24 a las 26 unidades; en pocas palabras, Cruz Azul solo pude perder entre tres y cinco puntos en estas últimas seis fechas, si deja ir más puntos estará eliminado.

El calendario luce algunas complicaciones porque de entrada le vienen dos clásicos: Pumas y América; de ahí puede salir fortalecido o derrotado para el resto de la contienda, en la que recibirá a Lobos BUAP, luego visitará a Tigres, le hará los honores a Morelia y concluirá con una visita al Veracruz.

En las siguientes semanas quedará claro si este buen partido que tuvo contra Pachuca fue solo una llamarada o el resurgimiento de un proyecto que, pase lo que pase en este semestre, tiene asegurada su continuidad para el próximo semestre.

4 ATRIBUTOS DE LA MÁQUINA

1) YA TIENE UN ONCE

Por varias circunstancias, entre lesiones y suspensiones, Pedro Caixinha no pudo repetir un once hasta la Jornada 10 frente a Querétaro. Para el duelo contra Pachuca hizo un movimiento, sacó a Cauteruccio y metió a Montoya, lo que le dio mayor efectividad a La Máquina. El cuadro de Caixinha es con Corona en la portería; Enzo Roco y Julio César Domínguez en la defensa; Adrián Aldrete y Gerardo Flores en las laterales; Rafael Baca y Francisco Silva en la contención; Édgar Méndez y Ángel Mena en los extremos; Montoya como media punta o enganche, y adelante Felipe Mora.

2) EL EQUIPO QUE MÁS CORRE

Hay una cualidad que siempre ha querido Pedro Caixinha en sus equipos: que corran todo el tiempo y presiones. Pues bien, en estos momentos, Cruz Azul es el conjunto que más corre en la Liga Mx. De acuerdo a las estadísticas de la competencia, La Máquina del portugués ha recorrido mil 169 kilómetros en estos 11 juegos (solo está por debajo de Puebla que ha recorrido mil 207 kilómetros), de los cuales 118 los ha hecho corriendo, siendo el mejor en este rubro, seguido de cerca por Chivas que tiene 117.

3) RECUPERACIÓN DE ELEMENTOS

El tema de la confianza es algo que se le puede atribuir al coaching deportivo; sin embargo, desde hace varias semanas Pedro Caixinha ha respaldado públicamente a dos elementos que, sin lugar a dudas, fueron los más importantes ante Pachuca: Ángel Mena y Walter Montoya. Con el ecuatoriano, Pedro ejerció presión al grado de exhibirlo públicamente y luego cuando vio una mejora, no dudó en respaldarlo. "Ángel y 10 más", llegó a decir previo al duelo contra Santos. Con Montoya no se ha cansado de alabar sus cualidades y advertir que está llegando a un buen momento físico.

4) CUESTIÓN DE EFICACIA

Es cierto que el Cruz Azul de Caixinha, hasta antes del juego contra Pachuca, se había visto monótono y predecible. El portugués es aferrado a un sistema de juego y pocas veces realiza variantes durante el duelo, por lo cual necesita que sus jugadores estén en un óptimo momento futbolístico. De poco sus jugadores empiezan a mostrar en un mejor nivel y eso se ha reflejado en la cantidad de disparos a gol que están generando; en los últimos dos juegos generaron el mismo número de opciones (siete), aunque ahora mostró mayor contundencia.