Cruz Azul vence a Gallos y deja atrás 9 partidos sin ganar

La Máquina por fin festejó una victoria, y lo hizo después de nueve duelos (entre Liga y Copa) ante los Gallos Blancos de Querétaro por 3-0.

Cruz Azul ya ganó
Cruz Azul ya ganó (Imago7)

Ciudad de México

Más allá de que Cruz Azul consiga o no su boleto a los octavos de final de la Copa Mx, pues para ello depende de los resultados de la última jornada de este torneo, La Máquina necesitaba una noche tranquila en la que pudiera conseguir un triunfo que rompiera la racha negativa que traía encima. Urgía, y si era por goleada, mejor aún.

Pues bien, Querétaro le facilitó en demasía las cosas al conjunto cruzazulino al poner un cuadro alterno que no representó mayor problema para los de Jémez que saldaron el compromiso con un 3-0 aliviador, que tal vez sirva de poco en la Copa, pero sí en mucho para la confianza.

Porque Cruz Azul jugó pensando en América y por ahí esperar que la buena suerte aparezca y se cole a la segunda fase del torneo copero. Los tres goles rompen la racha de nueve juegos sin victoria, la ausencia de gol que ha abrumado al equipo y que recupera anímicamente a sus delanteros, sobre todo a Jorge Benítez quien marcó un doblete y apunta para ser titular en el clásico joven.

Y es que Jémez salió con el ataque que en teoría presentará ante América, con el Conejo y Cauteruccio en el eje de ataque, y Ángel Mena y Martín Rodríguez por los costados. Será la apuesta, que anoche logró buenos dividendos.

REGRESARON LOS GOLES

Al minuto 11 Cruz Azul encontró el gol. Pronto y sin tantos padecimientos. Querétaro perdió un balón en la salida, éste le cayó a Ángel Mena, quien avanzó hasta los linderos del área para sacar un derechazo cruzado que dejó sin oportunidad a Édgar Hernández.

El gol llenó de confianza a La Máquina que instantes después estuvo cerca del segundo a través de Jorge Benítez que en una descolgada optó por disparar en lugar de pasarle la pelota a Cauteruccio, quien aparecía solo por sector izquierdo.

Pero La Máquina estaba suelta, jugando con menos tensión que anteriores compromisos; al 22' Cauteruccio dejó en inmejorable posición a Benítez, pero éste abanicó la pelota de manera increíble, aún así le cayó al Chaco Giménez que terminó por mandarla a la tribuna.

Sin embargo, Cruz Azul no estaba exento de sustos, como el que propició Camilo Sanvezzo con un derechazo que atajó Guillermo Allison en el fondo. Pero el juego estaba inclinado del lado del local, que en un rompimiento largo encontró el segundo tanto de la noche.

Richard Ruíz sacó un trazo largo que encontró a Cauteruccio, éste llegó hasta el área y pasó justo al arribo de Benítez, quien solo tuvo que empujarla hacia las redes. El 2-0 garantizaba el triunfo de La Máquina, ante lo endeble que se mostraba la versión alterna de los Gallos, pero era necesario que el equipo fuera por más goles para algún criterio de desempate y también para la confianza misma de los delanteros.

En el complemento Cruz Azul siguió buscando el arco rival. Estuvo cerca Benítez en una acción donde la mandó a un lado, pero instantes después, al 70', en una mala salida de Querétaro, el paraguayo encontró su segundo tanto de la noche. Dos goles para un delantero que no marcaba desde el 5 noviembre del año pasado, cuando le anotó a Pachuca en la Jornada 16.

Ya no hubo más tantos. Cruz Azul tuvo una noche tranquila como hace mucho no la tenía. El triunfo tal vez no represente mucho en Copa, pues La Máquina depende de otros equipos para avanzar, pero para la confianza era más que necesario. Sigue América y ahí necesitará que esta mejora se refleje.

Compra aquí tus boletos para la Liga MX