El camino al título es con Jémez

Christian Giménez consideró que el español puede llevarlos al título, por su forma de trabajo y por la manera en la que ha unido a los jugadores

Ciudad de México

Resulta extraño que el actual ídolo de Cruz Azul no tenga un sitio asegurado en el once titular. Paco Jémez no le ha concedido pleitesía, y aún así, Christian Giménez toma su nueva posición con madurez y "amor" a la institución. Actualmente, el futbolista prefiere aprender del español desde fuera del campo, anotar los movimientos que hace en los partidos, y ayudar cuando tiene que ingresar.

Giménez no pierde sencillez, franqueza ni buen humor. Es más, antes de sentarse para la entrevista con La Afición, se escuchó un "viva Argentina". Él respondió sonriente: "Yo soy el Chaco chilango carnal". Por eso se nota que pese a todo lo que enmaraña su nueva posición desde el banquillo, no guarda frutración. Está convencido de que su timonel los encamina para conseguir el título, ése que admitió, "sí me quita el sueño".

¿Paco Jémez es el indicado para llevar a Cruz Azul a un título?

"Yo creo que sí, porque ya con cierta edad uno ve otras cosas que no veía a los 23 o 24 años. Muchas veces vienes y dices, 'no sé para qué entreno'. Con tantos años en el futbol, puedo hablarte que es correcto lo que hacemos en los entrenamientos, su disciplina, el que ha creado un buen ambiente en el vestidor, y que hay buena comunicación entre cuerpo técnico y jugadores. Eso quiere decir que vamos por buen camino, no sé si se logrará el objetivo o no, pero el camino es ése, y vamos en busca, primero, de la Liguilla".

Se han contratado buenos jugadores ¿Le has encontrado una explicación a lo que pasa en Cruz Azul?

"La presión en Cruz Azul es difícil. Me pongo a pensar en los jugadores que han llegado y son muy buenos, pero acá no han dado el cien, los veo en otras Ligas y son figuras, salen campeones. La conclusión que saco es que la presión de Cruz Azul no es para cualquier jugador, y no cualquier jugador se adapta a esa presión. Ése es el principal factor para que los jugadores no se adapten".

La racha de Cruz Azul es engañosa, está invicto, pero tiene seis empates...

"Los empates siempre son buenos cuando al siguiente partido lo ganas, eso te hace una diferencia. Nosotros estamos bien, la verdad es que somos conscientes de lo que nos estamos jugando, el objetivo que tenemos que es la Liguilla. Sabemos que tenemos que mejorar en muchos aspectos y tratamos de hacerlo".

¿Cómo has vivido los tres años en que no se ha clasificado?

"Ha sido muy duro. Hoy quizá me relajo un poquito más, y digo, 'bueno, más allá de todas las cosas negativas que han pasado, vamos para adelante porque quiero mucho al club'. Cuando uno se encariña con la institución y no se logra el objetivo le toca en lo más fuerte del corazón y del ánimo. Me ha pasado en los últimos años, porque aparte de todo eso tuve una fractura en la cara, ahora en la nariz. Diría que soy un agradecido y un privilegiado, amo a esta institución y tengo la posibilidad de hacer lo que me gusta, de tener un reto muy importante y hacer historia, porque es algo que a mí sí me quita el sueño".

Ante los fracasos ¿Has pensado en irte?

"Sí, en algún momento sí, pero recuerdo la fortaleza y entereza de esta institución, del presidente que la pasa peor que nosotros, y sin embargo ahí está presente, fuerte, y la afición que cada día me demuestra su cariño. Cada temporada que ha pasado ha estado presente, y eso me lleva a que la gente está firme y porqué no hacerlo yo, eso me ha llevado a levantarme de tantos golpes".

¿Cuál ha sido el momento más complicado?

"Las lesiones, porque el torneo en el que estuvo Tomás (Boy), me fracturó cuando el equipo levantaba, eso me perjudicó mucho. La parte importante es que estuvo cerca del ojo. Esos son los golpes difíciles. Es fácil contarlo, pero difícil afrontarlo. Acá en Cruz Azul de los momentos complicados han sido los últimos años por no clasificar a la Liguilla, de ver la tabla porcentual ahí. Eso fue difícil, pero la pasamos con mucha responsabilidad y compromiso. Queremos transformar esas cosas negativas en ser un equipo ganador, eso nos lleva a ser un equipo fuerte".

Hay que querer mucho a Cruz Azul para que aguantar las burlas...

"Es muy difícil, pero a la vez tienes que aislarte un poco, tienes que formar un grupo sano que no haga caso a los comentarios y que se centre en los objetivos que uno tiene, este torneo lo hemos logrado. Paco tiene mucho que ver en eso, ha sabido manejar lo que es Cruz Azul, la presión, y nos ha dejado al margen a los jugadores de esas cosas, aunque siempre hay un común denominador de todo que son los resultados que te dice si están mal o bien".

A Cruz Azul siempre le cargan las críticas, aunque otros equipos pasen por mal momento...

"Por eso es un equipos grande. Cuando juega la selección siempre se acuerdan del equipo. Cruz Azul da de comer a mucha gente. Aparte de esos pequeños detalles, es un equipo grande por su historia, por todo lo que ha logrado a lo largo de estos años, pero sí no se miden de la misma manera a Cruz Azul que a los mismos equipos".

Además del título ¿Te ha faltado algo más en Cruz Azul?

"Soy una persona agradecida con lo que he vivido, nunca pensé ir a un estadio visitante y que te ovacionen y que te canten, que te demuestren cariño no solo en Cruz Azul sino en otros equipos, eso quiere decir que algo bueno hiciste, y no me refiero solo a lo deportivo, sino también en lo personal, el cómo te manejaste dentro y fuera de la cancha. Hoy muero por estos colores, todos lo saben. Soy muy leal, tanto a los aficionados, al equipo y a todas las personas que trabajan acá. Todo el mundo sabe que me ha faltado el título de Liga, pero no he dejado de intentarlo y no va a quedar en mí el salir campeón, aunque eso no quiere decir que voy a salir campeón. Lo único que te puedo decir es que voy a dejar todo hasta el último día para cumplir el objetivo que quiero. Cruz Azul me hizo cumplir muchos sueños. El poder compartir vestuario con mi hijo no le toca a cualquiera. Me quiero retirar acá".

¿Si no te toca como jugador, te gustaría conseguir el título como entrenador?

"Sí, o que no me toque a mí, sino a mi hijo. Somos una familia cruzazulina a muerte y queremos lo mejor para el equipo. Si se da un título vendrán los demás. Se merece todo Cruz Azul sea ahora o más adelante, por cómo hacen las cosas, cómo trabajan, esperemos que llegue pronto".

¿Te desespera que ya no juegas tanto como antes?

"Trato de canalizarlo de la mejor manera. Yo que hice el curso de entrenador, hoy veo otras cosas en los técnicos, tengo una edad en la que si ya no me toca jugar, veo qué cambios hace el entrenador, qué busca. Soy jugador todavía y claro que me gusta estar dentro de la cancha. Cuando no me toca trato de estar fuerte. Muchas veces me ha tocado ser titular y me ponía en lugar de los jugadores que no tenían minutos y les decía que no bajaran los brazos. Ahora estoy en otra etapa, me tengo que comportar a la altura de ser un jugador profesional, de ser una persona que le gusta lo que hace. Más allá de jugar o no, sé que muchos chavos me siguen, así que trato de aportar mi granito de arena en todo lo que me corresponde, sea adentro o afuera de la cancha".

¿Ves cerca tu retiro?

"Quiero seguir jugando, me siento bien, me ha tocado jugar partidos de Copa, partidos interesantes y he estado a la altura, en ese sentido quiero seguir en Cruz Azul. En diciembre hablaré con el presidente, sacaremos las conclusiones y qué me depara el destino".

¿Les gusta la mudanza al Estadio Azteca para el próximo año?

"Nosotros ya nos habíamos acostumbrado al Estadio Azul, es nuestra casa, es un estadio que tiene su historia, ojalá que nos vayamos ganando un título en el Azul. Ojalá que me toque ganar algo en el Estadio Azteca, son dos inmuebles místicos".

¿Es raro compartir casa con el América?

"No queda de otra, porque si no yo creo que mucho tiempo Cruz Azul hizo cosas lindas en el Estadio Azteca. No pienso que es la casa del rival, sino en lo que hizo Cruz Azul ahí".

¿La situación de Rafa Márquez mermó el proyecto de la Asociación de Futbolistas?

"Sí, apagó el tema, pero lo vamos a retomar, hay mucha gente involucrada y que está convencida. De un día para otro salió lo de Rafa, quien es una de las personas más influyentes para los jugadores dentro del futbol mexicano. El no tenerlo fue un golpe duro, pero vamos a platicar con los demás integrantes para ver cómo continúa esto, pero todavía está en pie".

¿Tienen fecha para reunirse?

"Lo que pasa es que ahora con el tema de la Copa y la Liga el tiempo es muy complicado. Hay jugadores que no son de la ciudad, ya veremos una fecha en la que nos podamos reunir todos, creo que pronto habrá novedades".

¿Falta protección al jugador mexicano?

"No protección, sino diálogo. Creo que así se pueden arreglar muchas cosas. El jugador mexicano se tiene que involucrar más. Sostengo que nosotros sabemos la realidad de lo que pasa en otras divisiones, hay muchos como la tercera, la segunda, el Ascenso que la pasan mal. Son a ellos a los que tenemos que ayudar, pero tiene que salir de la gente de Primera División, porque somos los que tenemos un poder, aunque sea mínimo, para poder dialogar con los dueños, la Federación o la gente que sea. Todos queremos lo mejor para el futbol mexicano".